Saltar al contenido

¿Por qué la fobia a los gatos?

La fobia a los gatos es conocida con el nombre de “ailurofobia”. Se trata de un miedo exagerado e irracional ya que no hay razón para temer a estos animales. Por lo general, este fobia es causada por una mala experiencia con los gatos, ansiedad, desconocimiento o falsas creencias y supersticiones.

¿Qué es la ailurofobia?

La ailurofobia es el temor exagerado a los gatos, especialmente a tener algún tipo de contacto con ellos.

Aunque para la mayoría de las personas los gatos son animales adorables, para quienes sufren de ailurofobia son todo lo contrario. Los fóbicos encuentran en los gatos una amenaza, sienten que estos animales le pueden provocar grandes daños y que están en peligro cerca de ellos.

Por este trastorno, con solo pensar en tener contacto con un gato, un ailurofobico comienza a experimentar síntomas como nerviosismo, ansiedad, sudoración, pulsaciones aceleradas, dificultades para respirar, mareos y nauseas, entre otros.

Es común que quienes tienen fobia a los gatos se queden paralizados frente a la presencia de estos animales siendo que no saben como reaccionar. De la misma manera, pueden presentar síntomas físicos de la fobia con solo ver la imagen de un gato.

¿Cuáles son las causas de la ailurofobia?

Las personas que sufren de ailurofobia comúnmente han tenido una mala experiencia con los gatos cuando son niños.
Estos animales son domésticos así que no son peligrosos pero puede suceder que algo los ponga nervioso y se muestren agresivos, pueden llegar a morder o arañar. Un niño puede asustarse con esta reacción del felino y su mente puede asociarlo con un peligro o amenaza.

BJJGR4 Scared woman with black kitten

Otra causa muy común de la ailurofobia son las creencias y supersticiones. Se dice que los gatos tienen poderes diabólicos, que los gatos negros son de mala suerte, que son demonios con siete vidas, entre otras tantas cosas.

Si alguien cree en estas supersticiones y relaciona a los gatos con la oscuridad, la magia negra y la mala suerte es normal que les tenga miedo.