Saltar al contenido

¿Por qué la comida chatarra se llama así?

La comida chatarra es denominada así porque se la considera “comida basura” ya que no aporta buenos nutrientes al organismo.

¿Cuál es el origen de la «comida chatarra»?

Hoy en día es muy popular llamar “comida chatarra” a toda la comida rápida, pero en realidad este concepto no es utilizado de forma correcta.

Esta idea fue creada por Michael Jacobson, el director del Centro de la Ciencia por el Interés Público.
El objetivo era crear un concepto que describa a la comida con escaso valor nutritivo. Entre ellas se encontraban las comidas con alto contenido de grasa, sal, azúcar y calorías.

Fue Michael Jacobson quien también creo que el termino “caloría vacía”. Un concepto que define a las calorías que aportan pocos o nada de nutrientes a quienes lo consumen.

¿Qué comidas son llamadas «comida chatarra»?

El grupo denominado como “comida chatarra” se encuentra formado por:

  • Snacks: Entre ellos se puede mencionar las papas fritas y otras frituras en aceite
  • Golosinas: Principalmente se trata de goma de mascar y caramelos.
  • Postres dulces: Se trata de aquellos postres que tienen un alto contenido de azúcar, grasas y calorías.
  • Bebidas dulces carbonatadas.
  • Comidas rápidas: No todas las comidas rápidas son comida chatarra, pero si las más consumidas como pizzas, tacos y hamburguesas.

¿Por qué se la llama «comida chatarra»?

Según el diccionario, el termino “chatarra” significa: desechos y materiales viejos que pueden ser transformado en algo útil.
Aunque el termino originalmente se refiere al metal, también se ha empleado para hacer alusión a la comida.

Se le dice “comida chatarra” a la comida escasa de nutrientes porque se la considera “comida basura”.

Ademas, muchas de estas comidas están hechas con los desechos de otras. Es decir, por ejemplo las hamburguesas se encuentran elaboradas con los restos de otras carnes por eso contienen tanta grasa.

¿Por qué es mala la «comida chatarra»?

La “comida chatarra” es considerada comida basura porque no aporta casi ningún nutriente a quien lo consume, todo lo contrario: aporta calorías, azúcar y sal.

Ademas, estos alimentos tienen un alto contenido de grasas saturadas, grasas trans, colorantes y sabores artificiales.

Por la sal y el azúcar que contienen, al consumirlas se aumenta la sed, incitando a beber gaseosas y otras bebidas con azúcar que aun empeoran más la dieta.