Saltar al contenido

¿Por qué hay tantas teorías con respecto a la Mona Lisa?

Existen muchas teorías conspiratorias alrededor del cuadro La Mona Lisa debido a lo enigmático de su forma. Es decir, la representación femenina que realizó Leonardo Da Vinci fue capaz de generar suspicacias durante varios siglos por la forma inusual del rostro de la protagonista, así como su pose corpórea.

Los ojos de la Mona Lisa

Uno de los enigmas principales con respecto al cuadro La Mona Lisa es su rostro. Las incógnitas van desde la sonrisa hasta la manera en la cual Leonardo da Vinci planteó la mirada.

La sonrisa ha sido objeto de especulaciones que abarcan desde la presencia de enfermedades y otros males. Los ojos fueron centro de estudios artísticos casi desde su concepción en el siglo dieciséis.

monalisa_1

Los misterios inician desde su creación, sobre todo porque fue da Vinci quien la diseñó. Este artista ha representado toda una vorágine de especulaciones a lo largo de la historia, por la versatilidad de su campo de acción y de sus habilidades artísticas.

Por ello se especula desde muchos siglos atrás, sobre la simbología de la Mona Lisa. Esto ocasionó que fuese sometida a diversos estudios e investigaciones. Todo esto determinó que las sospechas no estaban alejadas de la realidad y sí había una especie de simbología oculta bajo el retrato de una mujer, aparentemente inofensiva.

Relacionado: ¿Por qué fue importante el quattrocento para la pintura?

Tras investigaciones, se determinó que la representación femenina, también llamada La Gioconda, posee una serie de códigos en sus ojos.

Una numerología oculta en la parte del iris del ojo de la Mona Lisa. Esto no es perceptible a simple vista y se requirió de estudios avanzados y de digitalización para poder dar con este detalle. Aunque el significado se desconoce.

El rostro de la Mona Lisa

A lo largo de los años muchas fueron las especulaciones con respecto al rostro de la Mona Lisa. La versión inicial es que se trata de Lisa Gherardini, esposa de Francesco de Giocondo. Pero su enigmático rostro levanto tantas teorías como sospechas.

Una de las primeras es que la Mona Lisa es, en realidad, un autoretrato velado de Leonardo da Vinci. Al parecer lo pintaría de manera encubierta y bajo alegato de que se trataba de una mujer como Gherardini, conocida para la época.

monalisa_2
La Mona Lisa desató misterios y especulaciones.

Lo segundo en importancia es la sonrisa de la Mona Lisa. Lo enigmático hace pensar que se trata de una mujer que sufría de algún tipo de enfermedad reumática. Esto es lo que sugirieron las investigaciones.

Otra de las teorías es la forma de sus cejas. Esto generó sospechas de que realmente se tratase de una mujer de la alta sociedad. En el siglo dieciséis las mujeres prostitutas eran las que no utilizaban cejas. Se las depilaban por completo para acentuar la mirada durante los momentos en los que generaban placer a los hombres.

El cuerpo de la Mona Lisa

Luego del rostro, el cuerpo ha levantado un sinfín de investigaciones. La forma de las manos sugirió la presencia de enfermedades como artritis.

La manera en la cual están colocadas las manos en el cuerpo de la Mona Lisa alude a que la modelo pudo haber estado embarazada al momento en el cual se hizo el retrato.

Relacionado: ¿Por qué gusta el rock?

La forma del vestido también sugiere que pudo estar en estado de gravidez. Esto por lo abultado de la forma en el vientre. Los diversos estudios a los que sometieron a La Mona Lisa develaron detalles.

Po ejemplo el manto negro que la cubre no solo cubre las rodillas, sino el vientre. También, los dedos de la mano izquierda aparecen incompletos. Aún debaten si esto fue una omisión del artista o una especie de simbología.