Saltar al contenido

¿Por qué hay personas que tienen miedo a orinar?

El miedo a orinar es conocido con el nombre de ‘pauresis’, o también como ‘síndrome de la vejiga tímida’. Se trata de una fobia que le impide a quienes la padecen poder orinar en baños públicos ya que creen que otras personas, reales o imaginarias, pueden estar viéndolos u oyéndolos.

¿En qué consiste la pauresis?

La pauresis es una fobia que esta dentro de la categoría de fobias sociales. Quienes sufren este trastorno sienten una ansiedad y angustia incontrolable cuando tienen que orinar en otro baño que no sea el de su casa.

Por lo general, el síndrome de la vejiga tímida esta causado por una experiencia traumatica en la niñez o adolescencia. Esta fobia comienza a aparecer en la pubertad. También puede ser consecuencia de tener una personalidad demasiado insegura y tímida.

Quienes padecen pauresis no pueden desarrollar su vida cotidiana con normalidad. Ellos no pueden pasar mucho tiempo en lugares públicos como bares, restaurantes o centros comerciales, entre otros, porque aunque tengan la necesidad de orinar no podrán hacerlo. Así también deben evitar realizar viajes largos y sufren muchísimo en sus jornadas de trabajo.

A esto hay que sumarle que pasar largas horas sin orinar puede traer muchos problemas de salud.

¿Por qué la persona con pauresis no puede orinar?

Algunas personas que padecen este síndrome deciden evitar completamente el ir a baños fuera de casa, otras en cambio lo intentan pero aun así no pueden orinar.

El sistema nervioso manda una señal a la vejiga produciendo que el cuello se estreche y cierre. Esto es algo totalmente involuntario.

¿Cómo se supera el temor de orinar en baños públicos?

Orinar varias veces al día, aun estando fuera de casa, es algo muy necesario. Quienes padecen paursesis necesitan solucionar este problema ya que sufren consecuencias en su salud y su vida social.

Es importante pedir ayuda a profesionales para que ellos puedan comenzar con el tratamiento lo antes posible.
El primer paso es practicar técnicas de relajación que también se puedan llevar a cabo en el momento en que se de la situación Si la persona se relaja, podrá orinar en baños públicos.

Si esto no da resultados, entonces se pasa una terapia cognitivo conductal en la que se trabaja para identificar cual es la causa de esta fobia y se modifica la conducta enfrentando al paciente con sus miedos hasta que los supere.