Saltar al contenido

¿Por qué hay más moscas en verano?

Las moscas son insectos que se reproducen fácilmente con las temperaturas altas es por eso que abundan durante el verano.

¿Por qué en invierno no hay tantas moscas?

Así como las moscas se multiplican en el verano, estos insectos son muy sensibles al invierno y su población se reduce notablemente.

Cuando las temperaturas comienzan a descender con la llegada del invierno, las moscas se debilitan y mueren. Estos insectos son sensibles al frío. Por eso buscan huir de las regiones mas frías, pero la mayoría de ellas mueren en el intento.

Relacionado: ¿Por qué nos desagradan las moscas?

Esta es la razón por la cual hay pocas moscas durante el invierno, estas no pueden sobrevivir mucho menos reproducirse.

¿Por qué las moscas se desarrollan más en verano?

Después que la población de moscas se reduzca durante el invierno a causa que estos insectos no resisten con vida en los climas fríos ¿Cómo es posible que haya mas moscas en verano? La respuesta se encuentra basada en la facilidad con la que las moscas se reproducen.

Durante la época de verano, cada mosca puede poner miles y millones de huevos. La mayoría de estos huevos tienen como origen moscas hembras. Esto es lo que permite que estos insectos se sigan reproduciendo cada vez más.

El desarrollo de las moscas tiene lugar sobre la materia orgánica que se encuentra en descomposición, esto es algo que se da mas fácilmente con las altas temperaturas ya que este clima beneficia la proliferación de los microorganismos que se encargan de degradar la materia.

Más Información: ¿Cómo pueden las moscas caminar por las paredes?

Todo esto explica porque hay mas cantidad de moscas en verano, tantas que resultan molestas y fastidiosas, siendo que ademas transmiten enfermedades.

¿Cómo ahuyentar a las moscas en verano?

Ya que las moscas son tan fastidiosas en el verano se debe poner en practica una serie de recomendaciones para mantenerlas alejadas.

  • Colgar bolsas de plástico transparente llenas de agua ya que el sol se refleja en ellas y las asusta.
  • Las hierbas aromáticas con sus aromas exóticos las espantan.
  • Los aceites y las velas aromáticas, principalmente de eucalipto, tienen muy buen efecto.