Saltar al contenido

¿Por qué hay gente que odia la navidad?

Psicólogos explican que hay personas que odian la navidad porque les genera ansiedad, estrés y angustia. A pesar de ser una festividad que exalta la empatía, la solidaridad y el compartir en familia, hay a quienes les afectan de manera negativa las fechas. Esto está asociado a recuerdos de tristeza o pérdidas durante la infancia.

Navidad de conflicto

Psicológicamente la época de navidad representa un conflicto para algunas personas. Uno de los sentimientos que genera este periodo del año en esas personas es la angustia.

Para la mayoría, las reuniones en familia, las comidas y tradiciones navideñas son esperadas. Pero hay un porcentaje de personas que no se sienten cómodos con estas situaciones y el malestar es tanto que llegan a odiar participar en ello.

navidad_2

Las cenas, las reuniones familiares y laborales, el ambiente festivo típico de la navidad, los regalos y los rituales les llegan a agobiar. El deseo más recurrente es pensar en el final de las festividades.

Las personas que odian la navidad desarrollan una serie de conflictos alrededor de las fechas. Pensar en preparar su hogar o espacio personal para recibir a personas foráneas, aunque tengan vínculo familiar, les aterra.

Relacionado: ¿De dónde surgió la fiesta La Tomatina?

También responder invitaciones, compartir y ser amables y empáticos es algo con lo que no se sienten cómodos. Consideran que las festividades suelen ser un periodo de cursilería. O les recuerda aspectos personales que quisieran omitir y que se evidencias durante esas fechas.

Navidad dolorosa

Hay muchas razones por las cuales alguien puede llegar a odiar la navidad. Y cada razón es tan personal como lo vivencia de cada quien. Pero, los psicólogos señalan que hay dos motivos principales que envuelven esas razones.

La primera son situaciones adversas que atravesaron durante estas fechas, sobre todo a nivel familiar. La segunda es la sensación de que la alegría navideña contrasta con situaciones personales de dolor emocional.

navidad_1

Las situaciones adversas dentro del ámbito familiar suelen ser, en su mayoría, vividas durante la niñez. Se asocian a pérdidas de familiares queridos, situaciones de abandono y momentos trágicos o dolorosos.

Todo esto se revive justamente en la navidad, donde el compartir con la familia es básico. La falta de un familiar que resulte querido o respetado, influye mucho en la forma como se perciba la época.

Por otro lado, hay personas que atraviesan durante todo el año un periodo emocional difícil. La alegría que representa la navidad no les produce efecto positivo. Al contrario, la fecha les reafirma más su condición.

Hay un grupo que ve en la época de navidad un periodo netamente consumista. Los gastos excesivos los agobian y para ellos carecen de sentido.

Para superar el odio a la navidad

A las personas que odian la navidad se les puede ayudar a revertir la situación. Esto siempre y cuando ellos estén dispuestos a cambiar su percepción y disfrutar de las festividades.

Lo principal es detectar el hecho que les genera molestias, incomodidades e inconformidades. También deben internalizar que las navidades, por sí mismas, no son dañinas. Que lo que hace daño es una serie de conflictos no resueltos que ocasiona el odio hacia estas fechas.

Relacionado: ¿Qué es el efecto Dunning-Kruger?

Se debe tener también la disposición para superar estos conflictos y eliminar paulatinamente los estados de angustia que se generan.

Los psicólogo indican que disfrutar las fiestas dependerá de cómo la persona asume las fechas. También de donde centra la atención y las emociones.

Si decide anclarse en sentimientos negativos, la navidad será tortuosa. Si se anclan en las emociones que producen compartir con familiares que no agradan o pensar en la ausencia de los seres queridos, puede resultar un periodo tortuoso.