Saltar al contenido

¿Por qué fue importante el quattrocento para la pintura?

El quattrocento fue un periodo artístico importante para las artes en Europa, sobre todo en la pintura. Este periodo, denominado así por el siglo en el que se inició, atravesó la época denominada Renacimiento en la Edad Medieval. Significo también el inicio a la Edad Moderna y al florecimiento de las artes.

El quattrocento de Italia

Este periodo histórico ocurrió en el siglo quince. El quattrocento emergió en Italia y es conocido como la etapa inicial del Renacimiento.

Esto significa un florecimiento de las artes que se vivió en el país europeo y desde donde iniciaron también una serie de movimientos artísticos que marcaron tendencia y pasaron a la historia como época de virtuosismo y creatividad.

quattrocento_2
La figura hermana era lo principal

El qattrocento significó el inicio de la modernidad en el sentido de que se rompió con la era medieval e inició lo que se conoce como la Edad Moderna. Sin embargo, en su concepción artística fue un vuelvo, una vuelta al pasado, sobre todo de la Edad Antigua.

Inicio una valoración de lo que en ese momento se conocía como clásicos. Hubo una revalorización de lo que significó histórica y artísticamente la Edad Antigua, sobre todo en Grecia y Roma.

Qattrocento y filosofía

Esto ocurrió porque hubo tendencias filosóficas presentes, que valoraban la vuelta al pasado. Entre ellos figuró el humanismo como corriente filosófica principal. En materia artística, ellos apostaron al rescate de los valores de la Edad Antigua.

Relacionado: ¿Qué es el Tsingy de Bemaraha?

Desde ese punto de vista, el qattrocento fue un siglo plegado de innovaciones en la manera de pensar. Una forma evolucionada que colocó en las artes el mayor peso histórico. Los artistas tenían el afán de superar el mundo clásico a través de la imitación de sus formas y de su base.

Esto fue el inicio del antropocentrismo. Lo cual significó que la figura humana pasó a ser la base del arte. Desde el qattrocento inició la concepción de que el hombre era la obra más perfecta de dios.

Florencia y el Qattrocento

El proceso artístico que inició durante ese periodo histórico fue impactante a nivel mundial. Pero, a pesar de su relevancia, el quattrocento tuvo un epicentro, la ciudad de Florencia, en Italia.

Desde allí empezó el crecimiento. Hubo características particulares que potenciaron esto. Los mecenazgos de importantes familias aristócratas fue clave.

qattrocento_1

Esta especie de patrocinio de las artes a través del poder estimuló la aparición de artistas que dieron vida al Qattrocento. También ayudaron al rescate de la concepción de la Edad Antigua y lo que representaba para el hombre como centro de todo.

Por ello se representaba al hombre como creación perfecta y su figura resaltaba en toda obra. Esto ocurría independientemente del significado de la obra. Fuera lo que fuera, la figura del hombre era lo que estaba presente.

Este periodo de oro en la ciudad de Florencia culminó en 1492 con la huida de artistas. Salieron e la ciudad debido a persecuciones políticas y pérdida de mecenazgos.

El legado del Qattrocento

En las diferentes ramas del arte, el quattrocento marcó huella. También marcó aspectos diferenciadores aunque el tema principal fuera la vuelta al pasado.

Por ejemplo, en la escultura se recuperaron temas mitológicos. También la representación del cuerpo y sus formas.

Relacionado: ¿Hay un continente llamado Zelandia?

En materia de arquitectura los clásicos también fueron protagonistas en el quattrocento. En la pintura, se emplearon técnicas de perspectiva y profundidad.

Se afincó en la evocación de la naturaleza como uno de los temas principales. Hubo mucho interés en representarla de la forma más fidedigna posible. Por ello, el uso de técnicas como la perspectiva fueron fundamental, porque le añadieron biodiomensión a las formas.