Saltar al contenido

¿Por qué es tan importante dormir?

Dormir bien es tan esencial y positivo para el organismo como llevar una buena alimentación o practicar actividad física regularmente. Un sueño reponedor permite cumplir de mejor forma con las exigencias diarias, pero también ayuda a controlar el estrés y a mantener un estado de ánimo equilibrado.

Beneficios de dormir bien

Nuestro cerebro necesita dormir para funcionar bien.

Dormir bien significa estar en un estado de reposo, en el que se suspende toda actividad consciente y todo movimiento voluntario.

Además del descanso físico, el sueño permite el desarrollo del sistema nervioso y la conservación de  la energía.

Se necesita dormir para pensar claramente, reaccionar rápido y asentar nuestra memoria.

Relacionado: ¿Qué es el sueño de Movimientos Oculares Rápidos?

Los procesos del cerebro que ayudan a aprender y recordar son especialmente activos mientras dormimos.

Aun cuando el ritmo de la rutina es muy agitado, los espacios de descansos son fundamentales para mejorar la calidad de vida de las personas y mantenerse activos durante cada jornada.

Al dormir, se alcanza un estado de reposo en el que se suspenden todos los sentidos y los movimientos.

Dormir
La falta de sueño puede afectar nuestro desempeño académico

Esta calma corporal y descanso mental permite recobrar energías y vitalidad para el día siguiente.

No hacerlo o hacerlo de manera incorrecta, puede llegar a afectar la salud física y mental de distintas formas.

Razones para dormir bien

Se regeneran y oxigenan las células.

Al dormir, nuestra piel descansa y las células se regeneran y oxigenan con mayor facilidad.

Específicamente en los ojos, la rodopsina (pigmento sensible a la luz) logra renovarse recuperando el esfuerzo realizado durante el día.

Ayuda a mantener un peso adecuado.

Cuando el cuerpo no descansa lo suficiente, presenta una tendencia a acumular grasas y es más difícil quemarlas.

Relacionado: ¿A que se debe la falta de concentración?

Un cuerpo descansado ayuda a mantener el peso o incluso a perderlo más fácilmente, ya que cuando dormimos poco producimos mayor cantidad de hormona Ghrelina, que aumenta el apetito.

Favorece el control de enfermedades como la hipertensión y diabetes

Cuando no descansamos lo suficiente, corremos el riesgo de aumentar nuestra tensión arterial, haciendo más alta la probabilidad de contraer hipertensión y/o diabetes por el incremento de producción de Cortisol.

Cuida el corazón

Durante el sueño también disminuye la frecuencia cardíaca para que las células coronarias y los tejidos puedan repararse.

En este momento nuestro organismo libera la melatonina y la hormona del crecimiento para desarrollar estas tareas.

Mejora la capacidad de intelecto

El descanso es fundamental para mejorar nuestra actividad intelectual.

El cerebro necesita varias horas de desconexión para procesar toda la información acumulada durante el día.

Estimula el rendimiento laboral

La falta de sueño puede afectar tu trabajo, las personas que duermen mal, tienen tres veces más probabilidades de falta de concentración y creatividad durante el día, dificultando actividades como  en el trabajo.

Incentiva la coordinación física

Una actividad psicomotriz no puede ejecutarse si el cerebro no está descansado.

Si vamos a conducir o a realizar un trabajo que implique riesgos, el descanso no sólo es aconsejable, sino que imprescindible.

Dormir
Dormir mal puede afectar nuestra condición física y puede causar una fatiga que puede afectar nuestra vida cotidiana

Escatimar sueño tiene un precio. Restar tan solo una hora de sueño puede hacer que sea difícil concentrarse al día siguiente y retardar tu tiempo de respuesta.

Varios estudios científicos indican que la falta de sueño hace que tomemos malas decisiones y asumamos riesgos innecesarios.

Esto puede dar lugar a bajo rendimiento en el trabajo o la escuela y mayor riesgo de sufrir accidentes de tráfico.