Saltar al contenido

¿Por qué es buena la natación infantil?

Existen una gran variedad de disciplinas deportivas que aportan innumerables beneficios tanto para adultos como para los niños, sin embargo, hay una que destaca por ser la más competa y no es otra que la natación, así pues para los niños, la natación infantil aporta un amplio abanico de beneficios a nivel físico, psicológico y social.

Beneficios de la natación infantil

Ha sido demostrado científicamente que la natación es uno de los deportes más completos que logra agrupar una amplia categoría de beneficios y los niños no están exentos de esta práctica, veamos cómo esta disciplina puede ayudar a los más pequeños de la casa.

A nivel físico

Los niños que están involucrados desde tempranas edades con la natación infantil, pueden gozar de sus grandes aportes a nivel físico.

En los bebés, la natación favorece la resistencia por lo que se ve reflejado en mejoras de su condición cardiovascular.

Por qué es buena la natación infantil
La natación infantil fortalece el desarrollo psicomotor

También estimula el desarrollo y fortalecimiento de las habilidades psicomotrices, pues realizar las rutinas de natación estimulan el movimiento de la musculatura del niño permitiéndoles que les sea más sencillo caminar o gatear, por ejemplo.

Su sistema respiratorio se nutre de grandes beneficios por la natación, cada rutina de ejercicios involucran actividad respiratoria por lo que los pulmones se ejercitan y a la vez favorece la circulación sanguínea.

Más Información: ¿Los ejercicios en la piscina son buenos para bajar de peso?

Aunque no lo creas, los niños que practican natación desde tempranas edades logran relajarse con mayor facilidad, esto se ve reflejado en mejoras sobre su apetito, calidad de sueño nocturno y comportamiento.

A nivel psicológico

Los bebes disfrutan mucho las clases de natación pues les encanta la atención que sus padres centran en él al momento de la práctica.

Por otra parte, los niños que acuden a clases de natación disfrutan de mayor autoconfianza e independencia, sobre todo para aquellos en edades tempranas que aún no caminan, el desplazarse por el agua les confiere libertad de movimiento y estimula su inteligencia emocional.

Por qué es buena la natación infantil
La natación infantil favorece la autoconfianza

Las clases de natación suelen ser divertidas para los niños, sin embargo, el hecho de aprender a nadar desde tempranas edades los preparan para cualquier accidente incluso puede salvar la vida del bebé evitando el ahogamiento.

A nivel social

Por si fuera poco, un niño que disfruta de la natación infantil desarrolla mayores habilidades sociales, permiténdole ampliar su nivel de socialización.

Más Información: ¿Cómo prepararse para la primera clase de natación?

Disfruta de actividades en grupo con mayor facilidad, refuerza el vínculo afectivo con familiares, les permite seguir instrucciones con mayor destreza.

Promueve las conductas de autocuidado que pueden ser aplicadas en varios aspectos de su vida.

Ahora que conoces los beneficios de la natación infantil, no dejes que tu niño crezca sin practicar esta fabulosa disciplina, recuerda buscar un sitio que cumple con todas las normas de seguridad y donde cuentes con la asesoría de personal altamente capacitado para trabajar con niños.