Saltar al contenido

¿Por qué en las ciudades no se ven las estrellas?

Al observar el cielo desde las ciudades, especialmente desde las grandes urbes, se pueden contemplar muy pocas estrellas, en comparación de las que se ven desde las zonas rurales. Esto se debe a la contaminación lumínica.

¿Qué es la contaminación lumínica?

La contaminación lumínica es producida por las fuentes artificiales de iluminación, estas generan una dispersión de luz excesiva en la atmósfera.
Como consecuencia, el cielo se ve mucho más brilloso. Esto se percibe más durante la noche por el contraste de la luz y oscuridad.

A causa de la contaminación de luz y el brillo artificial excesivo es muy difícil que se pueda observar con claridad los objetos en el cielo. Si no se puede llegar a observar un avión, por ejemplo, mucho menos las estrellas.

Relacionado: ¿Qué es la contaminación lumínica?

Por lo general esto sucede en la mayoría de las ciudades, especialmente en las urbes más grandes ya que es donde hay más cantidad de luz artificial, muchas veces estas fuentes de iluminación se utilizan en exceso y sin necesidad.

¿Por qué en la ciudad se ven pocas estrellas?

En el campo y en las zonas rurales, al observar el cielo se pueden contemplar una gran cantidad de estrellas. Esto es muy diferente en las ciudades, desde allí casi no se pueden ver estrellas en el cielo y no porque no haya sino porque la contaminación lumínica impide que sean observadas.

La cantidad de personas que habitan en las ciudades es mucho mayor que las que viven en las zonas rurales, esta es la razón por la que en las urbes hay tanta contaminación lumínica.
En estos espacios, por la cantidad de personas que viven, hay una cantidad mayor de luces encendidas y esto impide que se pueda contemplar el cielo con claridad.

Más Información: ¿Qué es una estrella fugaz?

En cambio, en el campo, la playa u otras regiones menos habitadas, el entorno es más natural y las estrellas pueden observarse sin inconvenientes, hasta se puede contemplar la Vía Láctea.

Aun así, todavía quedan ciudades en donde no hay tanta contaminación lumínica y el cielo se encuentra más despejado, así que todavía se pueden observar algunas pocas estrellas.