Saltar al contenido

¿Por qué el síndrome de Asherman afecta la fertilidad femenina?

El síndrome de Asherman afecta la fertilidad femenina porque reduce el útero. Esta enfermedad consiste en la generación de adherencias o pliegues en las paredes del útero, lo que reduce el espacio para el desarrollo de un feto. El síndrome también convierte el sistema del endometrio de peor calidad.

Síndrome de Asherman y la procreación

La enfermedad conocida como síndrome de Asherman solo afecta a las mujeres. Varias son las causas que condicionan su aparición. Una de las principales es la realización de legrados tras procesos de aborto.

Aparece cuando se interrumpe el proceso normal de cicatrización del útero. Sin embargo, dolencias ginecológicas o sencillamente las hemorragias causadas por partos, bien sea naturales o por cesáreas, son causas también.

asherman_1
Las adherencias que se forman impiden la fertilización

Las infecciones uterinas y la retención de placenta también causan la aparición del síndrome. No solo se trata de adherencias sino de fibrosis. Son ocasionadas por una serie de lesiones intrauterinas que hacen que se genere tejido de tipo adiposo.

Las dificultades que genera el síndrome de Asherman pueden darse en varios niveles. El tamaño o extensión de las adherencias en el útero determina el grado de afección. En ese sentido, los daños pueden ser leves, moderados o severos.

En algunos casos, las paredes del útero se llenan totalmente de adherencias y tejidos. Esto provoca graves problemas de infertilidad. En casos menos graves, las adherencias solamente se reproducen en pequeñas porciones y no revisten grandes daños.

Relacionado: ¿Por qué se producen los estornudos?

Los traumatismos provocan un proceso de cicatrización posterior, allí se genera el tejido cicatricial. Este tejido tiene una alta capacidad adhesiva por su contenido en filamentos fibrosos.

Esto es lo que ocasiona que se plieguen las paredes del útero. O que aparezcan deformidades que impidan a la mujer gestar un bebé o mermar su capacidad fértil.

Los signos del síndrome de Asherman

Hay una serie de síntomas que la mujer debe prestar atención. Son señales de que en el cuerpo se inicia el síndrome de Asherman y que iniciarán severas complicaciones para la procreación.

Las adherencias obstruirán los conductos por los que saldrán los coágulos sanguíneos desde el útero hasta la vagina. Por ello habrá irregularidades en la menstruación, como la menorrea o disminución del flujo menstrual.

asherman_2
A las mujeres se les dificulta salir embarazadas

También puede suceder con el síndrome de Asherman que haya menstruación retrógrada. Esto significa que como la sangre no podrá salir a causa de las adherencias, el tejido saldrá de forma irregular. Se liberará de forma retrógrada a la cavidad abdominal a través de las trompas. Ese fluido sanguíneo se convertirá en quistes o endometriosis.

La retención de la sangre del periodo menstrual generara dolores abdominales severos. La enfermedad también causa abortos espontáneos frecuentes. Esto debido a la deformación de la cavidad uterina.

Pero, estos síntomas no son concluyentes por ser genéricos. También pueden presentarse con otras patologías, por lo que es necesario aplicar pruebas específicas para detectar síndrome de Asherman.

La cura del síndrome de Asherman

Tras una detección certera de la enfermedad, la cura para el síndrome de Asherman es la intervención quirúrgica.

La intervención quirúrgica es la extirpación y cauterización de las adherencias. Esto hace que el útero recupere su forma y tamaño.

Relacionado: ¿El hombre puede sobrevivir sin agua?

El procedimiento que se sigue es la histeroscopia. Allí el útero se ve a través de un sistema óptico. Los médicos emplean instrumentos microquirúrgicos especializados. Con ello seccionan las adherencias.

Luego de ello, se debe hacer procedimientos para evitar que las adherencias vuelvan a nacer y se renueve el síndrome de Asherman. Para esto, la cavidad uterina debe mantenerse en expansión.

Pero, hay un síndrome de Asherman que es incurable. A este se le conoce como esclerosis endometrial y consiste en la desaparición del endometrio totalmente.