Saltar al contenido

¿Por qué cruzamos los dedos para la buena suerte?

Existen dos teorías principales que dan origen al gesto que se realiza al cruzar los dedos para la buena suerte. Las primeras ideas nacieron en el cristianismo pagano de Europa occidental y es relacionado con el símbolo de la cruz. La intersección que se hacía al cruzar los dedos se consideraba como una marca de concentración, para pedir un deseo o símbolo de buen ánimo.

Seguramente en algún momento de tensión o donde esperas que algo pase (o tal vez que no pase) has cruzado tus dedos como una forma de crearte buena suerte en lo que deseas.

Definitivamente la respuesta tienen dos vertientes totalmente diferentes, ya que existen estas dos teorías relacionadas con el gesto de cruzar los dedos, lo que si es seguro es que ambas tienen un inicio común que es en los orígenes de la cristiandad.

Dedos en forma de Cruz

A través de los estudios se ha logrado conocer que la primera teoría sobre porque cruzamos nuestros dedos para la buena suerte, proviene de los inicios de cristianismo.

En Europa donde las representaciones religiosas se comenzaban a propagar cada vez más y se consideró que colocar los dedos de esa forma representaría la Cruz cristiana, que es el símbolo de la crucificción de Jesucristo.

Evidentemente la profunda creencia religiosa haría sentir confianza en que las cosas saldrían bien, y de ahí de relacionarlo con la suerte, aunque al principio se hacía como muestra de concentración, de motivación y ánimo para que las circunstancias lleguen a salir a nuestro favor basado en una creencia religiosa. Pero que ha evolucionado a una práctica común hoy en día se utiliza sin esa asociación cristiana.

Cruzar los dedos para la buena suerte
Cruzar los dedos para la buena suerte

Gestos de identificación al cruzar los dedos

La segunda teoría también se remonta a los orígenes de la cristiandad.

Especialmente en Europa donde existían diferentes aldeas y comunidades con costumbres propias, rituales y distintas formas de comunicarse entre ellos para identificarse. Entre mucho de estos gestos que utilizaban se encontraba el de cruzar los dedos.

Se estima que esta costumbre de identificación fue utilizada durante la Guerra de los 100 años en Europa, para saludar a los soldados que se encontraban heridos por la guerra como una manera de identificarse y también darles sus buenos deseos. Esta práctica fue evolucionando hasta nuestros días como un sinónimo de buena suerte para que las cosas salgan bien.

También se ha comprobado que en la cultura musulmana, tiene un significado especial donde se considera como señal de buena suerte. Los estudiosos antropólogos indican que es un símbolo que representa la ‘unidad perfecta’.

Así que como podrás observar el gesto de cruzar los dedos tiene orígenes y significados diferentes pero que si se relacionan a aspectos positivos lo cual serie la principal explicación de porqué hoy en día se le ha dado este significado.

Así que recuerda, la próxima vez que cruces los dedos tal vez el gesto como tal no te genera buena suerte pero si esa concentración y confianza para que las cosas salgan bien.

Gesto de buena suerte
Gesto de buena suerte