Saltar al contenido

¿Por qué aprender matemáticas es difícil?

Expertos señalan que el aprendizaje de las matemáticas es difícil por aspectos conflictivos de la enseñanza. A los seres humanos se les complica realizar procesos de abstracción que son comunes durante la enseñanza de esta ciencia. A pesar de que se trata de un proceso común, cotidiano, las personas lo ven con recelo y respeto.

Matemática para principiantes

El proceso de enseñanza de matemáticas es básico. Se trata de una ciencia que está al alcance de todos y en cada proceso de la vida. Desde las cosas más sencillas hasta las más complejas.

Los números y las operaciones están presentes en la vida cotidiana, pero ha habido mecanismos de enseñanza que hicieron de las matemáticas algo inalcanzable.

Los números están presentes en la vida cotidiana.

A menudo hay frases de estudiantes que afirman que son más dados a la lectura y escritura que al desarrollo de los números. Esto sucede por una razón principal, los métodos de enseñanza. Estos se afincan en la abstracción, que es un proceso complejo para los seres humanos.

También hay un método de educación que no potencia bases imprescindibles como las operaciones aritméticas y el tecnicismo algebraico.

Aplicar modelos de resolución de problemas es un método efectivo. Así se acerca al aprendiz a la realidad de la vida cotidiana, en relación con las matemáticas.

Pero, los métodos de enseñanza hacen que las matemáticas para  los niños sea una pesadilla. Y que en la etapa de adultez se desarrolle un desapego hacia esta disciplina. Ocasiona un rechazo hacia las operaciones numéricas.

Relacionado: ¿Por qué los niños hacen travesuras?

Detrás de frases de pesimismo contra esta ciencia hay recuerdos de fallas y frustraciones. De aprendizajes no logrados en su totalidad o de procedimientos traumáticos.

Matemáticas y desarrollo mental

Una de las disciplinas que más ayuda al proceso de desarrollo mental son las matemáticas. Desde niños, lo más fácil es aprender a sumar y restar de forma natural, porque se trata de cotidianidad.

La agudeza en el razonamiento lógico es algo que se puede aprender a muy temprana edad. El proceso de rechazo hacia los factores numéricos y las operaciones viene después, con la socialización. Se aprende tanto por experiencias propias como escuchando a las personas que están en el entorno.

matematicas_2
Entenderlas requiere proceso de abstracción.

El problema principal es que, a pesar de que se puede realizar desarrollo mental, hay dificultades con el proceso de abstracción. Los seres humanos no tienen capacidades innatas para trabajar con elementos simbólicos. Esto es algo que se aprende con la práctica.

Los niños son capaces de aprender a razonar lógicamente cuando los ejemplos de uso de esta disciplina son cotidianos. Las dificultades inician cuando se establece la aplicación de fórmulas, potencias o raíces cuadradas.

Las matemáticas se caracterizan porque sus conocimientos son de tipo acumulativo y progresivo. Del aprendizaje de un procedimiento depende el desarrollo del resto.

Es decir, sin saber sumar, no se podrá aprender a multiplicar y si esto no se podrá aprender a dividir. Y todos son necesarios para el desarrollo de fórmulas posteriores.

Matemáticas y abstracción

A diferencia de otras disciplinas de aprendizaje, esta es difícil de visualizarla en el plano real. Si hablamos de historia, para alguien es fácil recrear imágenes mentales de lo que pudo haber ocurrido.

Pero esto no sucede con una fórmula, cuyo razonamiento debe ser enteramente abstracto.

Relacionado: ¿Cómo se realiza el proceso de olvidar?

De hecho, al estar frente a una ecuación, una persona inevitablemente trasladará la fórmula a una especie de mundo paralelo de abstracción, para resolverla y adaptar la solución al problema planteado.

Para los seres humanos es necesario entrar en el mundo de la abstracción. Es parte de la lógica relacional y de leyes automáticas. Esto ayuda a resolver problemas.