Saltar al contenido

¿Por qué al viaje de recién casados se llama «Luna de miel»?

Se llama “Luna de miel” al viaje de recién casados porque este termino se asocia con la fertilidad y la felicidad de las parejas.

¿Cuál es el origen de la expresión «Luna de miel»?

Después del casamiento se acostumbra a realizar un viaje romántico, al que se denomina “Luna de miel”.

Este es un evento muy esperado por las parejas ya que no solo les permite relajarse y quitarse el estrés de los preparativos de la ceremonia, sino que también les da un tiempo tranquilos y a solas para conocerse mejor. En la actualidad, muchas parejas deciden optar solo por el viaje de luna miel, en lugar que fiestas y reuniones.

Es curioso llamar “luna de miel” a un viaje de recién casados, pero esta expresión se remonta a la cultura de tiempos antiguos con costumbres de boda de los babilonios, romanos y egipcios. Muchas de esas costumbres ya no están presente en la actualidad, pero igual sigue el nombre de “luna de miel” para este viaje.

Babilonia y Roma

Hace más de 4 mil años, “luna de miel” era una frase que se utilizaba para mencionar a la pareja que recién se había casado.

Relacionado: ¿Qué hacer si se cancela la boda?

El origen de este termino tiene como base a la cerveza de miel, un obsequio que acostumbraba a dar el padre de la novia al novio de su hija. Esta cerveza, según la tradición, debía consumirse durante el prime mes de casado.

Según las creencias egipcias, comer miel durante los 28 días posteriores del casamiento atraía la felicidad y satisfacción para la pareja.

Antigua Roma

En la Antigua Roma, las tradiciones de boda eran diferentes pero también influenciaron para llamar “luna de miel” al viaje de recién casados.

La madre de la novia dejaba miel pura en la habitación de los novios, todas las noches durante el primer mes de casados.

Este era un obsequio para la novia ya que podía comer la miel, pero también aplicarla sobre su piel para disfrutar de sus beneficios.

Alemania

En Alemania, la costumbre era celebrar las bodas durante las noches de luna llena. Después de la ceremonia y fiesta, los novios debían beber licor de miel ya que se creía que esto les daría una vida de casados muy dulce y les aseguraría tener muchos hijos.

Renacimiento europeo

En Europa, durante la época del renacimiento, la miel también formaba parte de los primeros días de la pareja recién casada.

Más Información: ¿Qué es la renovacion de los votos matrimoniales?

Se les recomendaba beber agua miel a diario a ambos para que esto les ayude a concebir a su primer hijo varón.

Pueblos nórdicos

En los pueblos nórdicos, los casamientos eran muy diferentes a lo que conocemos hoy en día Allí no se realizaba ninguna celebración ni fiesta, todo quedaba entre la pareja. Ellos decidían escaparse por 30 días y allí se asentaba el casamiento.

En caso que la familia no haya aceptado esta unión, tenían tiempo durante esos 30 días para encontrar a la novia y devolverla a la casa. Pasado este primer mes, no tenían ningún derecho a reclamar.