Saltar al contenido

¿Por qué a los niños no le gustan las verduras?

A los niños no les gustan la verduras a causa de su color y sabor. Su cerebro no las reconoce como un alimento atractivo, por eso las rechazan.

¿Cuál es la razón por la cual los niños rechazan las verduras?

Las verduras no son consideradas atractivas para los más pequeños. Esto se debe a que los vegetales, por lo general, tiene un sabor amargo. Ademas, su forma y su color resulta un poco extraño para los niños y por eso las rechazan.

Esto es mucho más que un simple capricho. Es el organismo el que genera este rechazo hacia los sabores amargos, como el de las verduras. En cambio, un sabor dulce lo atrae mucho más.
Los adultos no solo nos guiamos por lo que nos gusta o no, sabemos elegir sabiamente los alimentos que nuestro cuerpo necesita. Los niños todavía no saben como hacerlo, por eso si algo no les gusta simplemente no lo querrán comer.

Por otra parte, los malos hábitos alimenticios tan populares últimamente entre los más pequeños también influyen.
Las comidas rápidas, los dulces y la comida chatarra han reemplazado casi por completo a las verduras. Es más fácil darle al niño lo que le gusta, que aquello que necesita y lo rechaza.

La mejor forma de enseñarles a alimentarse es con el ejemplo. Si un niño ve que sus padres y su familia comen verdura, el también lo hará. En cambio, si el debe comer verdura mientras que sus padres comen otro tipo de comida, se generara un problema.

Tampoco se debe obligar al niño a comer verduras. Todo lo que es impuesto causa rechazo y rebeldía. Es importante enseñarle a comer al pequeño y buscar las mejores maneras para que el acepte a las verduras y las coma con agrado.

¿Cómo lograr que los niños coman verduras?

Para que los niños coman verduras es importante cocinarlas de forma atractiva. Existen muchísimas recetas fáciles y saludables que a los niños les encantara. Se deben crear platos originales y llamativos que despierten el interés de los más pequeños.

Ademas, también al cocinar las verduras de forma adecuada se cambia el sabor amargo que a los niños no les gusta.
La mayoría de las verduras tiene ese sabor a causa de su contenido de hierro. Se recomienda combinarlas con otros ingredientes que lo disimulen.

Más Información: ¿Los niños pueden ser adictos al azúcar?

Es importante acostumbrar al niño a comer verduras enseñándole que eso es lo bueno para su salud.