Saltar al contenido

¿Quién pintó El grito?

El cuadro “El grito” fue pintado por Edvard Munch.

El grito un obra maestra

“El grito” es considerada la obra maestra del pintor noruego Edvard Munch. La obra inicialmente se llamó “Desesperación” y cuenta con cuatro versiones: una está en la Galería Nacional de Noruega, dos en el Museo Munch de Oslo y la otra en manos del industrial Petter Olsen, quien lo heredó de su padre. Todas las versiones de la obra muestran en primer plano a un hombre moderno en un momento de profunda angustia y desesperación existencial.

El hombre que grita atraviesa un sendero de vallas. Detrás del hombre hay dos siluetas con sombreros, muy difuminados. El paisaje de fondo es Oslo. Muchos expertos interpretan esta obra como una crítica del autor a las injusticias sociales y desigualdades económicas que acompañaron a la Revolución Industrial.

Cuadro(Cuadro “El grito”, pintado por Edvard Munch)

Biografía de Edvard Munch

Edvard Munch nació en Loten, Noruega en 1873. Fue grabador y pintor de origen noruego. El estilo pictórico de Edvard Munch con un estilismo de la figura, las líneas prolongadas y en algunos casos la intensidad  cromática y el dramatismo, lo convirtieron en uno de los modelos estéticos de un joven que sufrió la pérdida de sus padres y la niñez que estuvo llena del espectro de la muerte, transformándolo en un tema repetido en cada una de sus obras.

El primer viaje a Paris

Edvard Munch realiza en 1885 uno de sus primeros viajes a París, allí se sintió atraído por el arte de Henri de Toulouse-Lautrec y Paul Gauguin, además de conocer los movimientos pictóricos más recientes de la época. Rápidamente creó un estilo muy personal, que se concentra en la fuerza expresiva de rasgo, disminuir las formas a su expresión más representativa y el uso simbólico del color, de allí se debe su categorización como pintor simbolista.

Vivencia en Alemania

Durante los años 1892 y 1908 Munch vivió principalmente en Berlín, viajando de manera regular a París y a Noruega. En 1892 presentó en Berlín una exposición que fue retirada rápidamente por el bullicio ocasionado y que dio origen a la creación de la Secesión Berlinesa.  Tuvo una particular afinidad con el realismo social de Henrik Ibsen, elaborando el vestuario y escenario de la obra Peer Gynt en el año 1896.