Saltar al contenido

¿Para qué sirven las semillas de girasol?

Las pipas, maravillas o semillas provenientes de la planta conocida como girasol son muy conocidas so un aperitivo muy comestible del cual solo se consume el interior y se desecha la cáscara; gracias a sus componentes nutricionales son muy utilizadas para mejorar la circulación, para mejorar el rendimiento deportivo, incluso para favorecer la apariencia de la piel.

Valor nutricional de la semilla de girasol

Por su contenido de calorías, las semillas de girasol deben consumirse con moderación, sobre todo para aquellas personas que tienen un control en su régimen de alimentación.

Es preciso destacar que una porción constituida por 100 gramos de semillas de girasol aporta 584 kcal, además de 51,5 gramos de grasa y 20 gramos de carbohidratos.

Para qué sirven las semillas de girasol
Una porción de 100 gr de semillas de girasol aporta 584 kcal

Las semillas de girasol son ricas en Vitamina E, C y vitaminas del grupo B.

También aporta potasio, calcio, fósforo, magnesio, entre otros minerales.

Bondades de las semillas de girasol

Además de ser uno de los aperitivos favoritos de muchas personas y culturas, las pipas de girasol ofrecen las siguientes bondades.

A nivel del cerebro

Los niveles de fósforo y magnesio que ofrecen las semillas de girasol tras su consumo, favorecen el funcionamiento de nuestro cerebro.

Más Información: ¿Por qué es malo comer muchas semillas de girasol?

Estos minerales son ideales para potenciar los niveles de concentración, agilidad mental y memoria.

A nivel de la piel

El consumo de semillas de girasol permite absorber una buena dosis de Vitamina E y C, reconocidas por sus potentes beneficios antioxidantes.

Esta vitamina favorece la salud de la piel, pues actúa contra el efecto negativo de los radicales libres.

Combate el cansancio

Aquellas personas que tienen una rutina diaria de actividades que resulta realmente agotadora, el consumo de semillas de girasol podrá ser de beneficio.

Esto es debido al valor nutricional de las pipas el cual es rico en vitaminas del grupo B.

Este grupo favorece y potencia el metabolismo energético normal y además reducen el cansancio y la fatiga.

Ideas para consumir semillas de girasol

Como es bien sabido, todo en exceso es perjudicial para nuestro organismo, y dado el valor nutricional en cuanto a calorías y otros componentes, las semillas de girasol no son la excepción.

Se estima que lo más saludable sería que su consumo no superar los 25 gramos al día.

La versatilidad del consumo de semillas de girasol se encuentra ligada a las necesidades de cada persona, incluso la cultura puede tener cierta influencia.

Para qué sirven las semillas de girasol
Las pipas de girasol pueden incorporarse a ensaladas

Muchos la consumen como snack sobre todo si se trata de evitar golosinas.

Otros la incorporan a diferentes platos como ensaladas, cremas o sopas, por ejemplo.

Más Información: ¿Cuál es el origen del girasol segun la leyenda?

La harina de semillas de girasol se consigue luego de molerlas muy finamente, y puede ser utilizada en postres, preparación de pastas o panes.

Si eres de los que compra cantidades de pipas de girasol para disponer cuando quieras, lo mejor es que las almacenes en un frasco de vidrio seco y esterilizado que tenga una tapa hermética. Mantén el frasco en un lugar fresco y alejado de la luz directa del sol.