Saltar al contenido

¿Para qué sirve la creatina?

La creatina es un suplemento que muchas personas consumen con el objetivo de ganar masa muscular y aumentar fuerza física.

¿Qué es la creatina?

La creatina es una sustancia química que se encuentra presente en el cuerpo humano. En especial, en el cerebro y en los músculos.

Esta molécula se sintetiza a partir los componentes de las proteínas. Por eso se la puede obtener naturalmente al consumir carne y pescado.

Los deportistas para poder obtener cantidades mayores de creatina la consumen como suplementos. Su objetivo es aumentar su masa muscular y desarrollar una mayor fuerza física. Esto es lo que sucede como resultado de la unión de la creatina al fósforo, lo que se conoce como ‘fosfocreatina’.

¿Para qué se consume la creatina?

Al consumir creatina, las hormonas que tienen la función de aumentar la masa muscular comienzan a crecer. Así también, esta sustancia actúa previniendo que se pierda la masa muscular ganada.

La creatina tiene efectos en la masa muscular de todo el cuerpo. Sus resultados son muy efectivos, a corto y largo plazo.

Más Información: ¿El ejercicio nos hace más vulnerables al estrés oxidativo?

Esta es la razón por lo cual los deportistas eligen la creatina como su suplemento preferido para ganar masa muscular y fuerza.

Beneficios de la creatina

Ademas de desarrollar la masa muscular, la creatina también favorece al rendimiento físico. Esta es una de las razones por la cual muchos deportistas la eligen, ellos necesitan una mayor resistencia para poder realizar mas horas de ejercicio.

Los beneficios de la creatina no solo son físicos, este suplemento también aporta muchos beneficios a la salud cerebral. Mejora el funcionamiento, permite una mejor concentración y reduce el cansancio.

Relacionado: ¿Qué efectos secundarios tienen las pastillas para dormir?

Así también, la creatina previene muchas enfermedades: Reduce las posibilidades de padecer trastornos neurológicos como Parkinson y Alzheimer. Controla la cantidad de grasa corporal para que el hígado no se vea afectado. Equilibra los niveles de azúcar en la sangre para prevenir y combatir la diabetes.