Saltar al contenido

¿Para qué sirve la alfalfa?

La alfalfa es un tipo de planta herbácea reconocida a nivel mundial, pertenece a la familia de leguminosas y su consumo se da mayormente en forma de brotes o germinados; tiene propiedades antianémicas, diuréticas, digestivas, entre otras.

Valor nutricional de la alfalfa

En cuanto a su composición nutricional, la alfalfa ofrece aportes muy valiosos para nuestra salud.

Contiene agua, proteínas, carbohidratos, grasas y fibra.

Para qué sirve la alfalfa
La alfalfa contiene alto valor nutricional

Entre las vitaminas presentes se encuentran la K, B1, B2, B3, B6, B9, C, A y E.

Los minerales que hacen presencia en la planta son zinc, fósforo, magnesio, hierro, potasio y calcio.

Propiedades de la alfalfa

Su amplio rango de cualidades y propiedades, la han convertido en una gran aliada para combatir u ofrecer mejoría a malestares de ciertas patologías que afectan nuestro organismo.

Combate la anemia

La alfalfa es rica en hierro y otros minerales que contrarrestan el déficit de glóbulos rojos en los casos de anemia.

Por otro lado, el aporte de vitaminas permite combatir los estados de fatiga, estrés y debilidad que se desencadenan en situaciones de sangrado intenso.

Más Información: ¿Para qué sirve el café verde?

Es ideal para las mujeres con menstruaciones abundantes o aquellas personas con sangrados de diferentes orígenes.

Se sabe que la vitamina K es de gran importancia en la coagulación de la sangre, y está incluida dentro de los nutrientes ofrecidos por la alfalfa.

Por lo tanto, el consumo de alfalfa favorece el combate contra los episodios hemorrágicos ya sean de origen uterino, digestivo, nasal, entre otros.

Contra los síntomas menopausicos

Aquellas mujeres que están entrando en la etapa de menopausia, el consumo de alfalfa es de grandes beneficios.

La alfalfa ofrece un efecto estrogénico que actúa como sustituto de algunas hormonas.

El cumestrol es un estrógeno natural presente en la alfalfa, así que ayuda a combatir la fatiga crónica, sofocos, migraña y sudores nocturnos típicos del período de menopausia.

Propiedad diurética

Se ha demostrado que la alfalfa tiene propiedades diuréticas y antinflamatortias, así que su consumo combate ciertas afecciones del tracto urinario.

Es ideal para los casos de cistitis, cálculos renales, prostatitis o nefritis.

Depurativo

La planta tiene propiedades depurativas por lo que su consumo favorece la eliminación de toxinas.

Es ideal para las personas que sufren de acné, forúnculos o eccemas favoreciendo la salud de la piel.

Propiedades digestivas

Contribuye con el metabolismo de carbohidratos y grasas, así que se le atribuye un efecto favorecedor sobre el sistema digestivo.

Para qué sirve la alfalfa
La alfalfa tiene propiedades digestivas

Su consumo facilita la digestión de las comidas y disminuye la pesadez estomacal.

Favorece el sistema inmunitario

El aporte de Vitamina C que confiere el consumo de alfalfa, permite potenciar el sistema inmunológico.

Fortalece al organismo haciéndolo menos propenso a gripes, alergias o ataques asmáticos.

Más Información: ¿Para qué sirve la Garcinia cambogia?

Su contenido de vitaminas y minerales fortalece la piel, las uñas y el cabello.

La presencia de minerales como calcio, potasio y fósforo fortalece el sistema óseo y su consumo a temprana edad disminuyen las consecuencias de la temida osteoporosis.

Sin duda, la alfalfa ofrece variados beneficios al organismo, pero si tienes alguna patología de base, es recomendable confirmar con un especialista si puedes consumirla de forma rutinaria.