Saltar al contenido

¿Moisés fue un asesino?

Este interrogante es un poco controversial, y muchos quizás tienden a juzgar este acto. Sin embargo es necesario estudiarlo a profundidad para poder definir si Moisés es o no un asesino.

¿Moisés fue un asesino?

En el libro de Éxodo capítulo 2 nos encontramos con este episodio, donde un hombre de 40 años aproximadamente, llamado Moisés actuó en defensa de un hijo de Israel que estaba siendo maltratado por un egipcio.

Más información: ¿Quien era Mahoma?

¿Moisés fue un asesino?

Más adelante observamos como el mismo es asesinado y enterrado en la arena. Es alarmante para muchos por lo tanto el decide huir al desierto por mucho tiempo.

Es incomprensible juzgar, si Moisés pidió perdón a Dios o no, lo cierto es que la biblia hace silencio, no comenta nada al respecto. Pero lo que debemos tener en cuenta es que Moisés tenía contacto con Dios.

Más información: ¿Cuales son los diez mandamientos?

Su nivel de relación nos da a entender que durante su trayectoria en el desierto el pidió perdón por lo que cometió, ya que hizo justicia con su mano, fue reconocido como libertador, por lo tanto él contaba con el respaldo de Dios.

Pecado y consecuencia

Si es cierto que la biblia es muy clara, y todo lo que una persona siembra eso cosecha, quizás no visualizamos las consecuencias de este acto, pero si vemos como este hombre no entro a la tierra prometida.

¿Moisés fue un asesino?

Asesinar es un pecado, y más cuando  tenía que dejar accionar a Dios. Sin embargo de acuerdo a deducciones él se arrepintió en el desierto.

Más información: ¿Cual es el libro mas antiguo de la biblia?

Siendo un libertador, Satanás quiso distorsionar su nombre, colocándole o tildándolo de “Asesino”, ciertamente lo fue, por lo que cometió, pero como toda persona tuvo derecho de nacer de nuevo, de ser perdonado y continuar con el propósito de Dios.

Quizás satanás va a querer venir a tu vida para modificar y destruir todo, pero Dios ha plantado algo grande en ti, y aunque falles él siempre te estará esperando para volver al propósito.