Saltar al contenido

¿Los ejercicios en la piscina son buenos para bajar de peso?

Si, los ejercicios en la piscina son ideales para quienes buscan perder peso ya que la natación es un ejercicio aeróbico con el que se queman muchas calorías.

¿Cuáles son los beneficios de la natación?

La natación es uno de los ejercicios físicos que más cantidad de beneficios aportan. No solo es muy relajante, sino que también ayuda a quemar grasas, mejorar la capacidad respiratoria y el sistema cardiovascular, entre otras cosas.

Ademas, la natación es un excelente ejercicio porque puede practicarlo personas de cualquier edad. Los entrenadores diseñaran un plan de ejercicios en la piscina para cada persona dependiendo de su estado físico, salud y objetivos.

Relacionado: ¿Desde qué edad pueden los niños aprender a nadar?

Otro beneficio a destacar es que no se necesita de un equipo demasiado costoso para poder practicar natación, solo hace falta un bañador, gafas y gorro.

¿Se puede perder peso con ejercicios en la piscina?

Si, los ejercicios en la piscina y la natación son ejercicios aeróbicos y como todos estos tipos de ejercicio ayudan a controlar el peso evitando enfermedades como el sobrepeso y obesidad.

Existen otro tipo de ejercicios para perder peso como correr, trotar o andar en bicicleta. A diferencia de estos, la natación se destaca por ser un ejercicio más tranquilo y relajante, lo que permite practicarlo a personas con diferentes capacidades físicas.

Más Información: ¿Cómo prepararse para la primera clase de natación?

Ademas, al ejercitarse en la piscina no se siente tanto cansancio porque el cuerpo permanece bajo el agua y entonces los movimientos se sienten de forma diferente, pero aun así los músculos se están esforzando y trabajando por lo que darán su resultado.

¿Cómo perder peso nadando?

Existen muchas formas de perder peso nadando, o bien con ejercicios en la piscina para quienes no sepan nadar.

En el caso de los nadadores, se recomienda realizar rutinas de 200 metros combinando nado crol, espalda doble, crol rápido, brazadas y respiración hacia los lados. O, mejor aun, una rutina de 400 metros con nado de espalda, braza, estilo y crol.