Saltar al contenido

¿Los dibujos animados pueden afectar a los niños?

Para cualquier padre atareado con las labores del hogar, los dibujos animados se han convertido en el mejor tranquilizante de los más pequeños de la casa y es que sentarlos frente a la televisión con el canal infantil y que permanezcan inmóviles ante la entretenida programación, supone más tiempo libre para dedicarle a otras actividades importantes, sin embargo, son variados los estudios científicos que argumentan la repercusión o efecto que tienen las caricaturas sobre el comportamiento de muchos niños, así que es momento de tomar precauciones. 

¿Cómo afectan los dibujos animados a los niños?

Durante los últimos años son variados los estudios que han demostrado un efecto directo en el comportamiento de aquellos niños que disfrutan de los dibujos animados sin supervisión y durante un período de tiempo prolongado.

Algunos niños tienden a imitar lo que han visto en televisión ya sea durante la hora del juego, al comunicarse con los demás con repercusiones psicológicas importantes.

Los dibujos animados pueden afectar a los niños
Diversos estudios han revelado el efecto de los dibujos animados sobre el comportamiento de los niños

La mayoría de los padres se preocupan solo por aquellas caricaturas con contenido grosero o violento sin percatarse de que muchas veces la violencia va enmascarada con humor y risas, también es muy cierto que otros dibujos animados estimulan la creatividad, empatía, compañerismo e imaginación de los niños.

Todo va a depender de la supervisión del adulto y de la cantidad de horas que se le permita a los niños disfrutar de los diferentes dibujos animados.

Consecuencias de ver dibujos animados por tiempo prolongado

Si no existe ningún tipo de supervisión del contenido televisivo que observan los niños, pueden existir graves consecuencias que van a repercutir tanto física como psicológicamente.

Es obligación de los padres chequear como es la trama del dibujo animado preferido de nuestros hijos o del canal infantil que más les gusta, cual es el mensaje que transmite y su propósito.

Los dibujos animados pueden afectar a los niños
Los adultos deben supervisar el contenido presentado en los dibujos animados

Entre las consecuencias o efectos negativos de los dibujos animados no supervisados en el comportamiento de los niños se pueden presentar las siguientes:

  • Dificultad para distinguir entre la realidad y la ficción.
  • Presentar menos sensibilidad al dolor llevándolos a cometer actos peligrosos.
  • Los niños se vuelven más sedentarios.
  • Pueden tener dificultades para el desarrollo cognitivo y escolar.
  • Comportamiento agresivo.
  • Pueden volverse algo miedosos.

Estos efectos pueden ser evidentes sobre todo en aquellos niños que no cuentan con ningún tipo de control o restricción a la hora de ver dibujos animados.

Más Información: ¿Desde cuándo existen las comiquitas?

Algunos de los casos pueden requerir de la intervención de especialistas como psicólogos.

¿Qué pueden hacer los padres?

Para evitar estas posibles consecuencias la herramienta más apropiada es la prevención, así que te daremos unos cuantos consejos que te servirán de mucha ayuda.

Más Información: ¿Por qué las caricaturas siempre tienen guantes?

Es importante que si estableces medidas o normas en tu hogar, deberán ser cumplidas en los otros sitios frecuentados por los niños como casas de familiares, guarderías, centros de cuidado, entre otros.

Entre las recomendaciones tenemos:

  • Se recomienda que por lo menos hasta los dos o tres años los niños no deberían estar en contacto con contenido televisivo, móviles u ordenadores, así que entre más se retrase este contacto mucho mejor.
  • Cerciorarse del contenido de la programación, evalúa y escoge un tipo de dibujos animados que incentiven a la educación y no a la violencia.
  • Es muy importante establecer un horario pertinente y controlado para ver los dibujos animados, pues entre más contacto tienen, podrían presentar menos capacidad de distinguir la realidad de la ficción; lo ideal es que no se superen los 60 minutos al día.
  • Tómate el tiempo de ver televisión junto con los niños, así podrás visualizar el contenido y explicarles el comportamiento o acciones de los personajes.

Con estas medidas preventivas se reducen notablemente las consecuencias negativas que pudieran tener algunos dibujos animados sobre el comportamiento de los niños.