Saltar al contenido

¿Las golosinas para perros son buenas o malas?

Las golosinas para perros no son malas, siempre que no se abuse de ellas. Pueden ser un excelente “premio” y muestra de cariño para las mascotas. Las golosinas son malas, por lo general, para los perros con sobrepeso.

¿Las golosinas para perros deben ser parte de la dieta diaria?

Las golosinas pueden ser una buena fuente de calcio para los cachorros. Ademas, estas golosinas también pueden tener otros beneficios para los canes, como por ejemplo: combatir el mal aliento.

Para que las golosinas sean beneficiosas para los perros no deben formar parte de la dieta, sino más bien ser un alimento suplementario. La cantidad de golosina que un perro debe comer no debe superar el 10% de la dieta total.
Estas deben ser suministradas a los perros con moderación ya que si los perros solo se alimentan con golosinas tendrán serias carencias nutricionales.

Relacionado: ¿Cuántas veces hay que darle de comer a los perros?

Por lo general, las golosinas son muy caloricas y su consumo exagerado puede causar un desequilibrio en su alimentación

¿Cuándo se debe darle golosinas al perro?

Las golosinas pueden ser una buena opción para entregar como premio a los perros. Por medio de estas, los amos pueden reforzar la relación que tienen con sus mascotas y demostrarle cariño.

Más Información: ¿Por qué las pelotas no son un buen juguete para los perros?

Ademas, cuando los perros hacen algo bueno es recomendable darle un “premio” así se le estará recompensando y enseñado.

¿Cuáles son las golosinas más adecuadas para los perros?

En el mercado se pueden conseguir una enorme variedad de golosinas para perros, estas varían en forma, tamaño y sabores.
Lo ideal es, por supuesto, optar por aquellas golosinas que estén compuestas por ingredientes saludables. Las golosinas que se deben evitar son aquellas que tengan muchas calorías y grasas ya que estas pueden ser perjudiciales para la salud del perro.

En cuanto a la forma y tamaño de la golosina, la elección depende del gusto del perro. A algunos animales les gustan las golosinas que son crujientes, mientras que otros prefieren las que son más blandas y masticables.
Se debe evitar que sean demasiadas duras o blandas, ya que así no afectaran sus dientes.