Saltar al contenido

¿Las fobias son hereditarias?

No, las fobias no son hereditarias. Sin embargo, estudios científicos afirman que los niños son capaces de desarrollar fobias en los primeros meses de vida. Esto sucede tan solo con oler a sus madres si presentan alteraciones ante miedos o peligros. También existen probabilidades de que los bebés aprendan estos miedos durante el embarazo.

Fobias transmitidas a bebés

Solo basta nacer para empezar a temer. Esta frase, más allá de lo dramática que pueda ser, está comprobada científicamente. Aunque no existe posibilidad de que las fobias se transmitan genéticamente, las madres pueden traspasar sus miedos a los niños.

Esto generalmente ocurre en los primeros meses de vida, justo después de nacer. Las fobias que son naturales en las madres pueden trasladarse a los hijos a través de la segregación de sustancias. El olfato es el órgano que sirve para que esta transmisión se dé.

fobias_2

Al nacer, los niños pueden detectar las fobias que padece la madre a través de la segregación de sustancias neuroquímicas. Ese olor ocasiona la transmisión de los miedos desde la progenitora hasta su bebé.

El estudio científico que certifica esto indica que, incluso, puede ocurrir durante el proceso de gestación. Es decir que si durante el embarazo la madre sufrió algún miedo, este se transmitirá al bebé a través del olor.

Relacionado: ¿La parapsicología tiene rango científico?

El experimento inicial fue realizado en ratas. Desde allí se comprobó que se pueden transmitir las fobias a través de la segregación de sustancias. Es la forma en la cual se trasladan las angustias a los hijos.

Esto explica porque los niños pueden sufrir miedos incluso antes de experimentar ante las fobias. Son memorias de larga duración transmitidas a los hijos.

Fobias sociales

Las fobias son, en sí, miedos irracionales hacia algo. Hay infinidades de miedos reconocidos por manuales de especialistas en psicología y psiquiatría. Desde miedo a situaciones, animales, emociones, sensaciones, objetos, características de algo o alguien. Incluso a elementos de la naturaleza.

Lo más trascendental de las fobias es que pueden impedir la ejecución de tareas cotidianas. También, este tipo de miedos paraliza de forma tan contundente que pueden impedir el desarrollo de la vida del paciente.

fobias_1
La aracnofobia es una de las fobias más comunes.

Está claro que no hay manera en la cual sean transmitidas de forma genética. Los miedos son aprehendidos socialmente. A través de la vivencia de experiencias que resultaron negativas.

Estas ocasionan un temor tan fuerte que hace que la persona evite estar ante el objeto que les causa pánico. En la mayoría de los casos se inhiben para evitar repetir sensaciones o experiencias que les resultaron desagradables.

Pero, hay fobias más comunes que otras. Por ejemplo, la claustrofobia es una de ellas. Se trata del miedo irracional a estar encerrado o a permanecer en espacios reducidos. Su contraparte es la agorafobia, que es el temor a estar en espacios abiertos.

Tratamiento para las fobias

Los especialistas en psicología y psiquiatría aplican una serie de tratamientos. Todo va de acuerdo a la patología del paciente y los resultados de evaluaciones.

Las terapias cognitivas y conductuales son las más comunes. Enfrentar a los pacientes a sus temores más feroces forma parte del tratamiento que se sigue.

Relacionado: ¿Qué hace el cerebro cuando sentimos tristeza?

La medicación para estados de ansiedad y angustia extrema forma parte de lo que se aplica en algunas situaciones. Todo dependerá de la necesidad que tenga el paciente.

Pero, también hay mecanismos alternativos para el tratamiento de las fobias. Uno de ellos es la homeopatía. A través de estas técnicas se puede tratar al paciente, de acuerdo a las necesidades que presente. Esto se realiza con el uso de plantas.

Los ingredientes más comunes que se utilizan son nitrato de plata fósforo, árnica, esencias florales, entre otros.