Saltar al contenido

La psoriais ¿Es contagiosa?

La psoriasis es una enfermedad autoinmune del organismo esto significa que el sistema inmunitario que es el encargado de detectar y luchar contra diferentes infecciones se activa en momentos indebidos lo que ocasiona respuestas celulares aceleradas que se traducen en inflamación de la piel, estudios científicos han demostrado que la psoriasis no es contagiosa entre las personas pero si es hereditaria por lo que es una enfermedad genética.

Origen y causas de la psoriasis

Esta enfermedad ha sido motivo de estudio durante años pues aun se desconoce su origen, sin embargo, muchos son los que adjudican los factores genéticos como principal detonante, incluso recientemente se descubrió el gen que al alterarse causa la predisposición a la psoriasis y fue denominado gen PSORS1.

Estudios clínicos han permitido establecer ciertas causas que pudieran alentar a la aparición de esta patología que puede llegar a manifestarse en cualquier etapa de la vida bien sea de forma inminente o progresivamente.

La psoriais ¿Es contagiosa?
Acudir al médico especialista a tiempo

Entre los factores externos que pudieran predisponer al individuo a sufrir de psoriasis se encuentran la obesidad, infecciones de tipo viral o bacteriano que causen inmunosupresión, enfermedades crónicas como la arttritis, traumatismos en la piel como heridas, golpes, quemaduras; las personas que sufren de estrés, ansiedad, episodios de angustia o pánico tienen elevadas posibilidades de padecer la enfermedad.

El consumo de alcohol e inclusive ciertos medicamentos están relacionado con la aparición de los brotes de psoriais.

Síntomas más comunes

La psoriasis es un misterio para muchos médicos pues aparece de forma repentina o lenta incluso los episodios o brotes pueden desaparecer por largos períodos de tiempo y reaparecer cuando menos se los espera la persona.

La psoriais ¿Es contagiosa?
Los codos son una de las ubicaciones más frecuentes de las lesiones

Sin embargo, una de las primeras manifestaciones o síntomas que llaman la atención de la persona afectada es la aparición de «placas» que se tornan enrojecidas y son de tipo descamativo, pueden causar molestias como picor y dolor, algunas de estas placas pueden ser de tamaño pequeño y otras cubren grandes extensiones de piel.

Los sitios más afectados por estas lesiones son los codos, rodillas, cuero cabelludo, axilas, cejas, espalda, nalgas, pabellón de las orejas, ingle, también pueden aparecer debajo de las uñas modificando su grosor y color.

Más Información: ¿Qué son las pieles atopicas?

Estas lesiones suelen causar molestias incluso son dolorosas, sobre todo si la persona se encuentra en un clima caluroso y tiende a rascarse con frecuencia las zonas afectadas.

Tipos de psoriasis según la gravedad

En bases a la gravedad de las lesiones se distinguen tres tipos de psoriasis:

Psoriasis leve

Las placas formadas son pequeñas y aisladas distribuidas en rodillas, codos o cuero cabelludo.

Psoriasis moderada

Las placas abarcan hasta un 10% de la superficie del cuerpo.

Psoriasis grave

Se extiende a más del 10% de la superficie corporal y las lesiones son bastante significativas afectando el autoestima del paciente.

La psoriais ¿Es contagiosa?
Lesiones de Psoriasis en rostro

Lo más recomendable es que ante la aparición de cualquier lesión extraña en tu piel, consultes con un medico especialista para determinar la naturaleza de la misma.

Prevención y tratamiento

Como ya hemos destacado, la psoriasis no es contagiosa y a pesar de que su aparición no se puede prevenir del todo, existen ciertas medidas que puedes implementar como rutina de cuidado diario.

Los especialistas recomiendan mantener la piel humectada y aseada para evitar sobreinfecciones así como mantener bajo control cualquiera de los patrones desencadenantes de los episodios.

Más Información: ¿Cuáles son las causas del picor del cuero cabelludo?

Los tratamientos más comunes son los de uso tópico como cremas que van dirigidas a contrarrestar la molestia de los síntomas, también se emplea la fototerapia en algunos casos y la medicación sistémica para los casos más graves.