Saltar al contenido

¿Jesús de Nazaret realmente era rubio?

Históricamente las representaciones gráficas de Jesús de Nazaret lo presentan como un hombre rubio, de tipo europeo. No obstante, ha habido estudios que apuntan a otro tipo de fisionomía para el hombre que marcó la historia religiosa y mundial. Aseguran que pudo haber sido un hombre con rasgos africanos bien acentuados.

Jesús de Nazaret negro

Jesús de Nazaret pudo haber sido de raza negra. Estudios científicos respaldados en fósiles de personas que habitaron en la época respaldan esta teoría.

Tan afirmación no ha sido refrendada o negada por la Iglesia Católica. Sin embargo, los científicos presentaron pruebas de que el histórico hombre de Galilea pudo tener la piel, los ojos y el cabello oscuro. También pudo tratarse de un hombre de mediana estatura y de cuerpo no atlético.

jesus_2

Todo esto coincidiría con descripciones de hombres que vivieron en la época. Así lo demuestran fósiles hallados. Afirman que es poco probable que existiese un hombre en esa época con los rasgos europeos que le endilgan a Jesús de Nazaret.

Desestiman esto por su origen genético y social. La representación que se logró hacer de Jesús de Nazaret fue una construcción tecnológica basada en datos antropológicos.

Relacionado: ¿Cuánto pesan las nubes?

Si bien es cierto que no se puede tener certeza del rostro exacto del denominado mesías, sí es posible un acercamiento. Todo de acuerdo a la imagen de las personas que vivieron en el lugar y la fecha indicada.

Jesús de Nazaret, africano

Hay corrientes cristianas que afirman que Jesús de Nazaret tenía raíces africanas. Por ello dificultan que sus rasgos físicos pudieran ser similares a los europeos.

Corrientes cristianas más antiguas que el cristianismo actual indican, incluso, que sus raíces son nigerianas. Al parecer, sus orígenes provienen de tribus que emigraron desde Nigeria hasta Jerusalén.

Él pudo haber conservado este tipo de rasgos en su carga genética. Nariz ancha, cabello corto y grueso, tez oscura, ojos oscuros y un físico non resaltable.

jesus_1

Y tan afianzada está la creencia que importantes revistas han desarrollado investigaciones. También denominaron a Jesús de Nazaret como “la persona negra más influyente del mundo”.

Aseguran que no pudo haber sido de otra forma. De lo contrario, Jesús de Nazaret sería el primer caucásico en vivir en zonas cercanas a África y el Medio Oriente.

Jesús de Nazaret rubio

A pesar de las investigaciones y reconstrucciones arqueológicas, el hecho de que representasen a un Jesús de Nazaret rubio no es al azar.

Hay documentos de personas de trascendencia de la época que lo describieron como tal.

Lo detallan como un hombre de cabello marrón, ojos claros y tez blanca. Con facciones pequeñas y bien definidas, una altura corporal considerable y una complexión que lo convertía en un hombre de rasgos hermosos.

Esta descripción no es solo la que se da en cuadros de pintores como el español Velásquez. Es el detalle de la fisionomía de Jesús de acuerdo a lo visto por personas protagonistas de su historia.

Poncio Pilatos logró enviar misivas en las cuales ofreció detalles del físico del denominado mesías.

En esas cartas añadió rasgos de su verbo y personalidad. Así que, además de hermoso físicamente, lo describió como sabio, paciente y extremadamente inteligente.

Relacionado: ¿Cuáles son los tipos de películas documentales?

De igual forma, destacó aspectos de lo que se percibía ante su presencia y afirmó que se trataba de “el hijo de Dios”.

A lo largo de la historia, la iglesia Católica lo ha descrito de la misma forma. También lo ha representado igual, sin hacer eco de las nuevas teorías sobre el aspecto físico.

Este es una de las grandes preguntas de las que no se conseguirá respuesta a lo largo de la historia.