Saltar al contenido

¿Existen personas que le tienen miedo a las casas?

Si, algunas personas sienten un miedo irracional por las casas y lo relacionado con ellas. A esta fobia se la conoce como domatofobia. A causa de este trastorno, hay personas que no pueden quedarse solos en la casa y hasta tienen terror de entrar a una casa o edificio que no conocen.

¿En qué consiste la Domatofobia?

Se conoce como “Domatofobia” a la fobia a las casas. Quienes padecen de este trastorno sienten un miedo irracional a estar entre las cuatro paredes de una casa – o también un edificio -, ademas de tener miedo solo por entrar en ellos.
Es similar a la claustrofobia, pero no es igual ya que lo que causa el miedo aquí no es estar encerrado, sino el hecho de estar en una casa.

Esta fobia, al igual que todas las demás, se separa en etapas. La primera fase causa un temor y ansiedad leve cuando la persona se queda solo en su casa. Luego, este temor se va haciendo cada vez más intenso, y la ansiedad se presenta solo con el hecho de pensar en estar en una casa, aun acompañado.

Es muy importante que las personas que sientan temor o ansiedad por estar en una casa puedan poner atención a estos síntomas y consultar a un especialista en busca de ayuda. Estas fobias se hacen cada vez peor, hasta el punto de interferir en la vida cotidiana o proyectarse en otras personas, como en hijos.

¿Qué otras fobias causan miedo a las casas?

Es extraño pensar que algunas personas pueden tener miedo a las casas, siendo que estos lugares son los que más paz y tranquilidad nos provocan. No hay nada como llegar a casa después de un largo día y disfrutar un momento a solas, pero esto para alguien que padece domatofobia es algo desesperante.

Ademas de la dematofobia también existen otras fobias relacionadas con las casas:

  • Oicofobia: En este caso lo que causa temor es el ambiente hogareño y la vida cotidiana del hogar.
  • Nostofobia: Esta fobia produce un gran temor por regresar a casa después haber estado un tiempo fuera.
  • Agorafobia: Es el miedo que sienten algunas personas al pasar el umbral de la casa y tener que salir al exterior. Aunque es una fobia relacionada con las casas, a diferencia de las demás, aquí las personas se encierran en casa porque los que lo aterra es la vida exterior.