Saltar al contenido

¿Es peligroso usar aerosol contra insectos en casa?

Los aerosoles para eliminar insectos de uso casero contienen químicos que pueden llegar a ser tóxicos para los seres humanos y mascotas, por eso hay que utilizarlos siguiendo las instrucciones de la etiqueta y tomando algunas precauciones para evitar que inhalarlo ya que puede tener consecuencias en la salud.

¿Cuáles son las consecuencias de intoxicarse con aerosol para insectos?

Es importante tener presente que todos los aerosoles para plagas e insectos son tóxicos, mucho más los de uso agropecuario, pero así también los de uso domésticos contienen químicos que pueden afectar la salud.

Para evitar la intoxicación con un plaguicida hay que usarlo de forma correcta. En la etiqueta del producto siempre se indican instrucciones de uso, como también las medidas de precaución que se deben tener y como actuar en caso de intoxicación por accidente.

El mal uso de un aerosol plaguicida puede ocasionar los siguientes síntomas:

  • Dificultades para respirar
  • Falta de aire
  • Erupciones en la piel
  • Nauseas y vómitos
  • Diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Ojos irritados
  • Tos
  • Temblores
  • Convulsiones

Si se detectan algunos de estos síntomas después de haber usado un pesticida para el hogar es importante consultar rápidamente al medico.

¿Cómo usar insecticida en aerosol en casa?

Para saber como utilizar correctamente un insecticida hay que leer la etiqueta del producto. Estas contienen todos los detalles de las instrucciones de uso.
No se trata de nada complicado, pero siempre hay que tomar precauciones para evitar las intoxicaciones con los químicos del producto.

Lo ideal es que no haya personas ni animales en los ambientes donde se rociara el pesticida, mucho menos niños.
Para volver a habitar el ambiente se deben esperar algunos minutos hasta que el producto se haya secado por completo.

Para que la aplicación sea más efectivo cierra la puerta después de haber rociado con insecticida. Antes de volver a entrar a la habitación, abre puertas y ventanas y dejala ventilar por al menos 15 minutos.

Otro punto importante a tener en cuenta es donde guardar los insecticidas. Estos aerosoles contra moscas, mosquitos y otros insectos, deben guardarse lejos del alcance de niños y mascotas.