Saltar al contenido

¿Es normal cansarse al subir escaleras?

Aunque parezca que se debe a un problema de salud o no estar en forma física, en realidad es totalmente normal cansarse y quedarse sin aliento al subir escaleras ya que este ejercicio requiere usar músculos diferentes a los que se usan para quemar y correr, y el movimiento de subir desafiá a la gravedad por lo que se necesita más energía.

¿Por qué nos cansamos al subir escaleras?

Hasta las personas que entrenan y se mantienen en buen estado físico se cansan al subir escaleras. Esto sucede porque el movimiento del cuerpo al subir las escaleras es diferente al que se realiza para correr o caminar, ademas es un ejercicio que se lleva a cabo de forma abrupta sin calentamiento.

Subir escaleras es algo común en la vida cotidiana para quienes viven o trabajan en sitios con más de un piso. Ninguna persona calienta los músculos antes de subir las escaleras, es por eso que el cuerpo pasa de estar en reposo a ejercitarse de forma brusca. Esta es la razón por la cual se necesita de más energía para subir escaleras que para realizar otros ejercicios o movimientos, y por eso mismo uno se va quedando sin oxigeno más rápido.

Ademas, no solo se usan un grupo de músculos diferentes al de caminar o correr, sino que también se desafiá la gravedad. Hay que esforzar mucho más los músculos para ir subiendo escalón por escalón y esto quema oxigeno de forma rápida.

La mayoría de las personas, por no decir todas, se cansan mucho al subir escaleras y se quedan sin aliento, algunas antes o después dependiendo de su estado físico, pero es normal tener que tomar algunos segundos para recuperarse al terminar de subir.

¿Cómo evitar cansarse tanto al subir escaleras?

Aunque es normal cansarse y quedarse sin aliento al subir escaleras se pueden seguir algunos consejos que faciliten el ejercicio.

Lo más recomendable es entrenar subiendo escaleras corriendo. Con esto se conseguirá acostumbrar al cuerpo a este movimiento en contra de la fuerza de gravedad y así a los músculos les resultara más fácil subir la próxima vez.

Ademas también es un buen ejercicio realizar sentadillas con pesas ya que se estarían entrenando los músculos que se usan para subir escaleras.