Saltar al contenido

¿Es mejor tomar café o dormir una siesta?

Para recuperar energía después del almuerzo se recomienda tomar un café y una siesta de 20 minutos. Aunque tanto el café como la siesta tienen sus beneficios por separado, la mejor opción siempre sera combinarlos para potenciar sus efectos.

¿Es más recomendable tomarse un el café o una siesta?

Después de llevar a cabo varios estudios científicos se comprobó que combinar una taza de café con una siesta de 20 minutos, sus efectos se multiplican.Las siestas son la opción más elegida ya que es una opción natural para recargar energías y mejorar las capacidades cognitivas.
El problema es que se necesita dormir 1 hora como mínimo para que la siesta sea verdaderamente efectiva y muchas personas no cuentan con ese tiempo. En estos casos, el café es una excelente alternativa.
Es cierto que la cafeína no tiene tantos beneficios cuando se trata de mejorar la concentración, la percepción y desarrollo verbal, pero tiene efectos mucho más rápidos para hacer sentir alerta, atento enérgico y hasta más feliz.

Los efectos de la siesta y el café están muy relacionado con la edad de la persona. Para los más joven se recomienda una siesta. Quienes tienen poco tiempo para tomar una siesta deberían dormir 10 o 30 minutos, debe ser justo ese tiempo, no más ni menos. Es una técnica difícil pero muy eficiente. En cambio, para los adultos mayores de 40 años, una taza de café es mucho mejor.

¿Por qué es bueno tomar café antes de la siesta?

Quienes tienen la posibilidad de dormir una siesta después del almuerzo, deben saber que es muy recomendable combinar este descanso con una taza de café.
La mayoría de ellos se preguntan ¿Es mejor tomar café antes o después de una siesta? Aunque en los dos casos se obtiene beneficios, lo mejor es beber una taza de café antes de la siesta.La cafeína tarda aproximadamente 20 minutos para provocar efectos en el cerebro. Esos minutos pueden aprovecharse con una siesta ya que quienes tienen poco tiempo deberían dormir de 10 a 30 minutos, ni más ni menos.
Cuando la persona duerme, el cerebro descansa y la cafeína puede hacer su trabajo sin inconvenientes por lo que se obtiene un mejor resultado.

Así que quienes se sienten agotados después del almuerzo pueden combatir esta sensación de cansancio físico y mental con una taza de café y una siesta corta.