Saltar al contenido

¿Es cierto que la cerveza se quema con el calor?

Aunque se cree que la alteración en el sabor de la cerveza se produce por la temperatura, en realidad es producto de la luz del sol. Las radiaciones ultravioleta dan directamente sobre la cerveza y esto le da un sabor amargo y desagradable.

¿Qué significa que la cerveza este quemada?

Se dice que la cerveza esta “quemada” cuando esta tiene un gusto rancio, según la creencia es porque se ha entibiado al estar a temperatura ambiente y luego enfriado nuevamente en la nevera.

No se recomienda sacar las cervezas del refrigerador, dejar a temperatura ambiente y luego volver a enfriar ya que si se entibia en varias ocasiones su sabor se alterara completamente y no quedara nada agradable.

¿Se puede quemar la cerveza?

El mito que la cerveza se puede quemar es totalmente falso. Las cervezas son tratadas por un proceso térmico en la pasteurización en la que se matan todas las bacterias y se evita que la levadura siga desarrollándose.

Entonces aunque la cerveza se enfrié y caliente varias veces no puede alterar su sabor porque no es cierto que se quema.

¿Por qué la cerveza se pone tan amarga con el calor?

Si la cerveza no se quema, entonces ¿Por que se pone amarga con el calor? Esta alteración en el sabor de la cerveza no se debe al efecto del calor, sino del exceso de luz.

Cuando la cerveza es expuesta a la luz intensa de forma directa se acelera el proceso de oxidación, no es que se queme pero si se aceda y esto le da el sabor amargo.

Aun así, por supuesto, es importante mantener la cerveza a la temperatura adecuada que va desde los 2ºC a 16ºC dependiendo del estilo de cerveza que se trate.
Y, para evitar que se azorrille, siempre debe estar protegida de la luz, mucho más de la luz del sol.