Saltar al contenido

¿Es bueno o malo que los niños beban mucha leche?

La leche de vaca es considerada uno de los alimentos más nutritivos y saludables que existen. Contiene proteínas, calcio y vitamina D. Los niños necesitan de estos nutrientes para desarrollarse saludables pero ¿Es bueno o malo que los niños beban mucha leche? Esta pregunta surge porque el consumo de leche excesivo también es un problema ya que puede provocar desequilibrios en la alimentación y como consecuencia, anemia.

¿Es bueno o malo que los niños beban mucha leche?

Desde que los niños nacen se alimentan de leche, primeramente de leche materna y luego comienzan a ingerir leche de vaca. Por todos los nutrientes que contiene este alimento se lo considera uno de los más saludables que existen. Se lo recomienda mucho para la etapa de la infancia ya que es fundamental para el crecimiento y desarrollo.

¿Es bueno o malo que los niños beban mucha leche?
¿Es bueno o malo que los niños beban mucha leche?

Aún así, aunque la leche contenga proteínas, calcio y vitaminas, su consumo en exceso puede ser dañino. Los médicos aconsejan que los niños no superen la dosis de leche recomendada por día porque sino podrían sufrir anemia, estreñimiento y obesidad.

¿Cuánta leche pueden tomar los niños por día?

Según los pediatras, los niños no deben consumir más de 700 mal de leche por día. Es importante tener en cuenta que los lácteos también entran dentro de esta dosis, no solo se debe contar la leche.

Relacionado: ¿Cómo saber si el bebé toma suficiente leche?

Entonces, teniendo en cuenta que también se consumen otros productos lácteos, solo se debe tomar 500 ml de leche como máximo por día. Para tener un mejor control recomiendan no comer más de 2 ó 3 raciones de lácteos cada día.

¿Qué sucede si un niño toma mucha leche?

Si un día se supera la dosis de leche recomendad, no ocurrirá nada peligroso. El problema surge cuando se bebe leche en exceso frecuentemente.

¿Qué sucede si un niño toma mucha leche?

Problemas en la alimentación

La leche y los productos lácteos hacen que el niño ya no tenga apetito para comer otros alimentos que necesita. Entonces se esta rompiendo la regla de llevar una alimentación equilibrada y variada, algo muy importante para la salud.

Falta de hierro

Además, los niños que beber mucha leche sufren de carencia de hierro porque el calcio que les aporta este alimento absorbe el hierro que le proveen otras comidas.

Más Información: ¿Las personas con diabetes pueden tomar leche?

Estreñimiento

La leche y los lácteos no aportan fibras por ende, si no se consumen otros alimentos que lo aporten, es común que el niño sufra de estreñimiento.

Sobrepeso

Después de los 12 meses, cuando el bebé comienza a beber leche de vaca se recomienda que sea leche entera. Si se consume en exceso puede ingerir muchas calorías y esto produce un aumento de peso.