Saltar al contenido

¿Es bueno o malo dormir en el suelo?

Aunque las tendencias de decoración moderna invitan a dejar de lado las estructuras de las camas y dormir con el colchón en el suelo, lo cierto es que esto no es muy beneficioso para la salud.

¿Por qué no se recomienda dormir con el colchón en el suelo?

Los médicos recomienda no dormir con el colchón en el suelo ya que aunque estéticamente se vea mejor, tiene consecuencias negativas para la salud y el sueño.

Se ha popularizado mucho el mito que dormir en suelo es bueno para la espalda, pero no es así. El contacto directo con el sueño afectara negativamente a la salud de la espalda. Si se siente dolor, este se intensificara más con cualquier movimiento que se realice al estar acostado.

Ademas, el dormir en el suelo también tiene consecuencias en las articulaciones. Las camas están diseñadas a una altura que quede cómodo y fácil acostarse y levantarse. Si el colchón se encuentra a nivel del suelo para acostarse y levantarse hay que hacer esfuerzo extra, lo que puede ser negativo para las articulaciones de las rodillas.

El descanso durante las noches de invierno durmiendo en el suelo no sera muy grato. El suelo es frío, más o menos dependiendo del clima de la región y el tipo de suelo que se trate, pero esto no es bueno para la salud.

Por ultimo, si el colchón esta solo sobre el suelo se ensuciara con más facilidad. No solo el colchón, también la ropa de cama como las sabanas, almohadas y colchas. Esto puede provocar la aparición de más cantidad de ácaros, lo que seria algo muy negativo para quienes sufren de alergia.

¿Qué factores tener en cuenta para dormir en el suelo?

Si se quiere dormir en el suelo entonces hay que tener en cuenta algunos puntos importantes para poder disfrutar de excelentes noches de sueños:

  • El colchón debe ser de alta calidad. En realidad siempre es necesario tener un colchón de calidad, ya sea que se duerma sobre una cama o sobre el suelo, pero en este ultimo caso mucho más. Debe tratarse de un colchón alto y resistente, para mantener una distancia del suelo y contrarrestar la dureza de la superficie.
  • El suelo debe ser uniforme y aislante. Si se va a dormir en el suelo es importante que este se encuentre bien nivelado. Las subidas, bajadas y deformaciones generarían molestias y dolores.
    Ademas, el suelo debe ser de un material aislante para evitar que el calor o frio afecte al sueño.
  • El ambiente no debe ser húmedo. Esto depende mucho de la región en la que se viva ya que algunas zonas más húmedas que otras, aunque también de las medidas tomadas en el hogar para combatir la humedad.