Saltar al contenido

¿Es bueno enseñar a los niños a ahorrar dinero?

Desde muy temprana edad, los niños aprenden diferentes actividades que van perfeccionando a medida que crecen como comer, hablar, caminar o bañarse, así pues, durante la infancia es preciso inculcar el hábito de ahorrar dinero y gastarlo inteligentemente enseñándoles que el dinero les permitirá adquirir cosas pero lo esencial es el valor de esas cosas en nuestra vida, además del esfuerzo y trabajo que requiere ganarse el dinero; este hábito los llevará a ser adultos financieramente estables y responsables.

¿Qué deben aprender los niños sobre el dinero?

Es responsabilidad de los padres presentar el mejor modelo de personas ahorrativas y financieramente responsables, los niños captan de su entorno este patrón y se lo verán como la mejor opción para su vida adulta.

Así pues es necesario iniciar este proceso enseñándole a los niños el valor que tiene el dinero que sirve para obtener cosas a cambio, permitiendo cubrir necesidades importantes que deben prevalecer por sobre los deseos o caprichos.

Es bueno enselar a los niños a ahorrar dinero
Los niños deben aprender el valor que tiene el dinero

También es necesario enseñarles que no todas las cosas se podrán comprar con dinero como por ejemplo la salud, el amor, la felicidad, la inteligencia, es preciso fomentarles lo esencial de estas cosas en nuestras vidas, así pues entendrán que existen cosas que tienen precio y otras tienen un valor.

Es importante hablar de límites y más si se trata de dinero, los niños deben entender que los padres no son una fuente ilimitada de dinero y deberán aprender a esperar con paciencia cuando no se puede adquirir algo, así sea una necesidad. Los padres deben demostrarle a sus hijos que el dinero se gana con trabajo y esfuerzo y para ello es necesario alcanzar metas académicas y profesionales.

¿Cómo iniciar con el hábito de ahorrar?

Cada padre puede jugar con el método que mejor le parezca para establecer un modelo ahorrativo y una responsabilidad financiera en lo que respecta a los gastos.

Se puede iniciar involucrando a los niños en las compras de la casa por ejemplo al ir al supermercado con cierta cantidad de dinero y que reconozca el precio de cada artículo o simplemente jugar en casa a la tienda.

Más Información: ¿Cuáles son los beneficios de ahorrar?

Asignarles un pequeño trabajo en casa del cual deban recibir un pago, esto les enseñará que el dinero debe ganarse con esfuerzo, dedicación y responsabilidad, con el dinero ganado pueden ir de compras estableciendo un presupuesto y una lista de necesidades; los padres deben permitir a los niños equivocarse a la hora de gastar el dinero por ejemplo en un capricho, esto les hará entender que lo que compró no cubre su necesidad real y así podrá entender el orden de prioridades.

Es bueno enseñar a los niños a ahorrar dinero
Involucra a los niños en actividades donde puedan reconocer el valor del dinero

Establecer metas y fomentar la importancia de alcanzarlas es un detalle de valor para la vida adulta, pues les revelará el valor del compromiso.

También es importante involucrarlos en actividades caritativas o de donación donde ellos entiendan que a pesar de que el dinero se los han ganado con esfuerzo, también les permite ayudar a otros y ese será el significado más importante.

Más Información: ¿Cómo ahorrar dinero?

Regalarles una alcancía es una buena opción siempre y cuando se establezca un objetivo o meta para lo cual deben esforzarse, no solo será guardar dinero y al momento de utilizarlo se puede hacer un pequeño acto al momento de abrirla, que ellos entiendan que es algo importante en lo que van a invertir su dinero. A medida que son más grandes, pueden acudir con los padres y aperturar una cuenta de ahorros, esto permitirá que se familiaricen con el sistema de finanzas.

La familia debe trabajar en equipo y mantener la comunicación sobre todo si el niño tiene alguna mesada, los padres deben estar al tanto si algún otro familiar les da dinero.

Todos estos consejos permitirán a los niños convertirse en adultos responsables en lo que respecta a las finanzas.