Saltar al contenido

¿Es bueno beber agua con gas?

Beber agua con gas tiene muchos beneficios. Es hidratante, tiene un efecto saciante y no tiene calorías Al contrario de lo que muchos creen, no es perjudicial para la salud, solo que no es recomendable para personas que sufren problemas digestivos.

¿Qué contiene el agua mineral con gas?

El agua con gas contiene anhídrido carbónico, un gas incoloro responsable de la formación de burbujas.
A diferencia de otras bebidas gasificadas, el agua con anhídrido carbónico puede ser natural ya que existen manantiales de los que brotan agua con gas. Así también, el gas puede ser inyectado de forma artificial al agua natural para darle los beneficios del agua gasificada.

La diferencia se nota principalmente en el sabor ya que el agua con gas natural es más suave y en el precio, siendo que también es más costosa.

¿Qué beneficios tiene el agua con gas?

Favorece la digestión

El agua con gas es muy bueno para tener una mejor digestión. El ácido carbónico en combinación con el ácido del estomago aumenta la producción de jugos gástricos por lo que las proteínas se digieren más fácilmente.

Ayuda a comer menos

Se recomienda tomar agua con gas antes y durante la comida para conseguir un efecto saciante que ayude a comer menos cantidad, ideal para quienes necesitan perder peso.

Cuando el gas anhídrido del agua se pone en contacto con los jugos gástricos se convierte en dióxido de carbono, esto genera una sensación de saciedad o hinchazón en el estomago, evitando que haya que comer más para sentirse satisfecho.

No aporta calorías

Otro de los beneficios que hay que destacar del agua con gas es que no contiene calorías por lo que no engorda.

Al beber agua con gas puede notar que el abdomen se hincha pero esto no significa que la persona haya ganado peso o aumentado masa corporal.

Otros beneficios del agua con gas

  • Regula la presión arterial
  • Reduce las posibilidades de sufrir enfermedades cardíacas
  • Combate el colesterol malo
  • Regula los niveles de triglicéridos.
  • Ayuda a eliminar sodio a través de la orina

¿Cuándo no hay que beber agua con gas?

Aunque el agua con gas tiene muchos beneficios, en algunos casos no es recomendable:

  • Cuando se traga aire al comer por masticar poco o muy rápido ya que, por lo general, el estomago se hincha y sera peor si se bebe agua con gas.
  • Si se tiene flatulencias se debe evitar beber agua que acumule más cantidad de gas en estomago.
  • Quienes sufren de enfermedades que afecten al intestino deben evitar beber agua con gas ya que esto aumentara los síntomas.
  • Las personas que tienen acidez o reflujo estomacal no deben beber agua gasificada porque esto empeora las molestias estomacales.
  • El agua con gas tampoco es recomendable para quienes padecen EPOC porque la hinchazón de estomago puede aplicar presión en los pulmones y empeorar los síntomas de insuficiencia respiratoria.