Saltar al contenido

¿Es beneficiosa la succión no nutritiva para el bebé?

succión_no_nutritiva_portada

La succión no nutritiva es una actividad normal en los bebés, desde su etapa de gestación hasta los dos años. Consiste en succionar objetos que no le aportan nutrientes, así como sus dedos o los pezones de la madre. Es beneficiosa porque ayuda a generarles calma y placer.

La succión no nutritiva les proporciona tranquilidad

Los bebés acudir a la succión no nutritiva para generarse tranquilidad y aminorar llantos fuertes.

Este mecanismo los ayuda a calmar malestares, que pueden ser generados por cólicos por ejemplo, y su efecto es similar a la descarga de tensiones.

succión_no_nutritiva_niño
A menudo, los padres le proporcionan al bebé un chupón o chupete sintético, para que ellos puedan realizar la succión no nutritiva.

Los bebés no tienen mecanismos motores para realizar, por sí solos, descargas de energía.

Es por ello que la succión no nutritiva los ayuda a sentirse mejor.

La succión no nutritiva no está relacionada con la necesidad de alimentarse de los bebés, es una reacción instintiva.

Muchos niños acuden a la succión del pulgar para calmar este reflejo y generarse calma.

Algunos efectos de la succión no nutritiva

Una de las consecuencias negativas de la succión no nutritiva son las alteraciones en la dentadura de los niños.

Relacionado: ¿Cómo se reconoce un niño Asperger?

Este hábito instintivo está ligado con deformaciones como las maloclusiones dentarias.

Otra de las consecuencias negativas es la denominada mordida invertida, así como también lo que se conoce como la boca abierta.

El chupón o chupete para calmar la succión no nutritiva

A menudo, los padres le proporcionan al bebé un chupón o chupete sintético, para que ellos puedan realizar la succión no nutritiva.

Esto lo hacen para que los infantes no tengan el hábito de succionar el dedo pulgar o el pezón de la madre, más allá de un mecanismo de alimentación.

Muchos pediatras señalan que el uso del chupón puede disminuir los riesgos del síndrome de muerte súbita en lactantes (SIDS por sus siglas en inglés).

succión_no_nutritiva_chupete
El uso del chupón o chupete no está contraindicado, pero es recomendable hacerlo cuando tienen, al menos, un mes de nacido.

También puede ser un refuerzo positivo en procesos médicos como vacunación.

O simplemente para ayudarlos a conciliar el sueño

Los padres pueden controlar con mayor facilidad el uso del chupón que el de los dedos, para calmar el instinto de succión no nutritiva.

De igual forma, es más fácil para las madres, que no pueden hacer que su bebé disponga de su pecho cada vez que desee succionar.

De hecho, es recomendable por pediatras para bebés que sufren de cólicos irritables o malestares constantes.

También es una alternativa cuando se trata de embarazos múltiples.

Con frecuencia las madres confunden la necesidad de succión no nutritiva del bebé con necesidad de alimentación.

Por ello, es una buena alternativa contar con un chupón para no sobrealimentar al bebé.

Asimismo, el chupete es una opción cuando se trata de niños con nacimiento prematuro.

En estos pequeño el reflejo de succión y de succión no nutritiva no está bien definido.

Eso puede ayudarlos a estimular este reflejo.

El uso del chupón o chupete no está contraindicado.

Sin embargo, es recomendable hacerlo cuando tienen, al menos, un mes de nacido.

Algunos aspectos negativos del uso del chupón

A pesar de que es una buena herramienta para que el bebé desarrolle la succión no nutritiva, hay algunas consecuencias que son de cuidado.

Si los padres permiten el uso del chupón a poco tiempo de nacido, el neonato puede tener dificultades para aprender a lactar.

Relacionado: ¿El rosado era el color preferido de los niños?

Un punto aparte también es la dependencia de los niños a dormirse usando el chupón para relajarse.

Esto podría ocasionar que los niños se despertaran al no tenerlos en la boca.

También, estudios médicos asocian el uso del chupón con enfermedades infecciosas del odio medio.

Otra de las consecuencias negativas es la deformación de la dentadura.

Este problema se agrava si su uso se prolonga más allá de los dos años de edad.

Una limpieza no adecuada del chupón puede ocasionar enfermedades estomacales.