Saltar al contenido

¿El WhatsApp puede arruinar relaciones de pareja?

Las relaciones afectivas entre una pareja pueden verse afectadas debido al uso de la aplicación WhatsApp. Esta aplicación, diseñada para la comunicación en tiempo real, puede afectar la manera en la cual se manejan emociones entre dos personas que mantienen vínculos afectivos amorosos. La rapidez de las respuestas, la ansiedad y la necesidad de conexión pueden jugar en contra.

WhatsApp y el amor

WhatsApp es una aplicación que surgió para agilizar las comunicaciones. Poder conversar en tiempo real a través del teléfono móvil y compartir contenidos multimedia. Pero puede tener efectos negativos en las relaciones de pareja.

Hay diversos factores psicológicos que influyen en esto. La ansiedad es la primera en la lista y con ella se presentan otros síntomas.

whatsapp_2

El temor a perder al ser amado y los celos por posibles flirteos con otras personas son las causas principales.

Y, desde que la empresa de comunicaciones implementó el denominado “doble check” 8dos listines  palomitas azules para indicar que un mensaje fue leído), los temores se han acrecentado.

El hecho de enviar un mensaje, que sea leído y no respondido, eleva niveles de estrés. Las personas inician una especie de crisis por sentirse ignorados. Esto, psicológicamente, es el temor de perder el control.

Con este tipo de herramientas salen a flote personalidades inseguras, que se sienten vulnerables ante la imposibilidad de controlar aspectos de la relación.

Relacionado: ¿Por qué el fútbol es conocido como el reporte rey?

Para el 2013, según estadísticas de empresas consultoras, unas 28 millones de parejas rompieron relaciones y responsabilizaron a WhatsApp por ello. Pero, sean ciertas no las cifras, hay razones para pensar que sí genera incomodidades dentro de la pareja.

WhatsApp y la última conexión

Si bien es cierto que el doble check ocasiona distorsiones en lo que debe ser la inmediatez al contestar un mensaje. O lo que la pareja cree que deba ser.

Hay otros dos factores que influyen en la tensión negativa que se pueda generar entre la pareja por el uso del WhatsApp.

El segundo en importancia es la hora de última conexión. La pareja que quiere mantener el control sobre la otra persona, supervisará constantemente la última hora de conexión del otro.

whatsapp_1

La aplicación refleja cuál fue la hora y el día en la que fue utilizada por última vez. Esto es un arma de doble filo que genera inseguridades en las personalidades más débiles.

Si la última persona con la que se utilizó la herramienta comunicativa no fue la pareja, esto generará discordias. La pareja tenderá a pedir explicaciones. Esto, de alguna manera, significará un método de presión o acoso para la otra pareja.

El tercer aspecto es el famoso “en línea”, que indican que un usuario está utilizando la aplicación. Los problemas son esencialmente los mismos que con los aspectos anteriores. Si una persona está “en línea”, su pareja tendrá dudas de con quien inició conversación.

Mal del WhatsApp y sus síntomas

Aunque no hay una patología definida, existe una serie de síntomas asociadas a la ansiedad, incluye a la que se genera por el WhatsApp. Estos se ponen en evidencia cuando hay un mal uso de la aplicación digital.

Entre los  síntomas físicos está la sudoración, taquicardia, sensación de vacío en el estómago. Entre los conductuales está la dificultad de pensar de manera asertiva o concentrarse en poder reflexionar acerca de las acciones que se realizarán.

Relacionado: ¿Es difícil superar la viudez?

También habrá necesidad de controlar todo aspecto y de vigilar constantemente a la pareja, desde todo punto de vista. Esto genera maneras de actuar torpes y contraproducentes para mantener el equilibrio con la pareja.

También hay consecuencias como no poder concentrarse por pensar en este tipo de situaciones. Esto también genera preocupación extrema.