Saltar al contenido

¿El silencio tiene sonido?

Sí. Investigaciones científicas determinaron que el cerebro puede determinar el sonido del silencio. Aunque en su concepción significa la ausencia del sonido, existen mecanismos en el cerebro para poder determinar cuando inicia y termina, a través de la percepción de sonidos por canales por conexiones neuronales, ubicados en la corteza auditiva del cerebro.

Silencio con sonido

El silencio, en su concepción principal, es la ausencia de ruido. Y así se pensó siempre. Como la capacidad de no escuchar absolutamente nada. Pero, investigaciones científicas lograron determinar lo contrario.

El silencio puede tener un sonido específico para nuestro cerebro y esto es lo que ayuda a identificarlo. Las investigaciones indicaron que existe un sonido distintivo con el cual nuestro organismo puede detectar cuando estamos ante él, cuando inicia y cuando termina.

silencio_1

Esto rompe con paradigmas que indicaron que éste es la ausencia de palabras o cualquier otro ruido. Los resultados arrojaron que el cerebro utiliza un proceso interno para detener el ruido.

Esto lo hace a través de canales neuronales vinculados a la audición. Ellos son independientes dentro de la corteza auditiva. Ayudan a identificar cuando inicia el silencio, es decir detienen el procesamiento del sonido.

Esto le indica al cerebro que debe de procesar ruido en momentos adecuados. También se encarga de procesar lo que escuchamos.

Relacionado: ¿Los Déja Vu existen o forman parte del subconsciente?

La diferencia con las investigaciones anteriores es que se estimaba que el silencio y el ruido se determinaban cerebralmente a través de un mismo canal neuronal. Se logró determinar que no, que son dos canales los que hacen estas funciones.

El silencio en la corteza cerebral

El hecho de que se comprobara que para el cerebro el silencio tiene un ruido particular es significativo. Antes de estos hallazgos se pensaba que tanto éste  como el ruido eran percibidos de la misma forma en el cerebro.

Ahora se entiende que el órgano motriz lo hace a través de canaales que pueden detectar el inicio del silencio a través de sonidos particulares. Y que, de la misma forma como detecta el inicio lo hace con el final y vuelve a introducir los sonidos.

silencio_2

Esto significa que, a través de las neuronas, las cortezas de lo sensorial, visual y auditivo responden a la finalización de estímulos sensoriales. En el caso del silencio, se ha llegado a pensar que puede ocurrir a través de un rebote post inhibitorio del ruido. Pero la teoría no ha sido comprobada.

Lo que sí está comprobado es que la ausencia de ruido se procesa a través de un canal independiente. Este canal abarca desde la aurícula hasta el cerebro. Desde allí inicia el procesamiento del silencio o de los desequilibrios sonoros.

A través de este par de canales neuronales se llega a la corteza auditiva. Esto está ubicado en el lóbulo temporal del cerebro. Allí, por cierto, también se procesan aspectos como la comprensión de la memoria, del lenguaje y del aprendizaje.

Esto también determinó la independencia de silencios y sonidos. Es decir, que la ocurrencia de un silencio o fin de un sonido específico no afecta que el cerebro pueda percibir otro de manera simultánea.

El silencio y sus significados

Más allá de la concepción que tiene como la ausencia del ruido, el concepto va más allá. En el ámbito comunicacional, no es más que la ausencia de palabras que indiquen mensajes.

Relacionado: ¿La parapsicología tiene rango científico?

También, el silencio es un conjunto de señales. Indican algo que va más allá que la falta de ruido. El silencio a menudo es usado como un sinónimo de pausas reflexivas, introspección y acercamiento interno.

También indica el fin de algo y comienzo de otra situación.