Saltar al contenido

¿El perfeccionismo afecta la salud?

Sí. El perfeccionismo mal enfocado o denominado desadaptativo genera altos niveles de estrés, ansiedad y frustración en las personas que lo ejercen. Se trata de un mecanismo que aplican las personas para buscar la excelencia a cualquier costo, incluso trazando metas irrealizables a corto o mediano plazo. También pasando por encima de sus capacidades reales.

Perfeccionismo y emociones

El perfeccionismo no es negativo cuando se enfoca en ser mejor persona y tratar de dar lo mejor de sí. Las personas que se enfocan en ese tipo de perfección en su accionar buscan superar metas y alcanzar la excelencia en base a buenos resultados.

También aplican estrategias de liderazgo y cumplimiento de metas viables que les den satisfacciones. Pero hay un tipo de perfeccionismo negativo, denominado desadaptativo, que crea problemas emocionales.

perfeccionismo_2
El perfeccionismo desadaptativo genera frustración y estrés.

Enfocarse en este tipo de actitudes, en materia laboral o personal suele ser desgastante emocionalmente. Las personas se enfocan en realizar acciones que los sobrepasan, porque se trazan metas que pueden ser inalcanzables

Las altas expectativas que se generan de sí mismos les llevan a no aceptar márgenes de errores. Al no aceptar las fallas que puede haber o los errores humanos, se colocan altas metas que quizás no puedan realizar.

Relacionado: ¿Qué es una película de culto?

También buscan esperar tiempos adecuados o perfectos para ejecutar las acciones que tienen previstas. Se envuelven en una serie de detalles y tareas que se acumulan en el tiempo y les generan trabajos adicionales. Una manera interminable de ocupar el tiempo y prolongar la cantidad de acciones en aras de conseguir una meta.

Las emociones sufren con este tipo de perfeccionismo. Empiezan a aparecer periodos de ansiedad que se pueden tornar extremos. La irritabilidad va acompañada del estrés

Perfeccionismo y fracaso

Quienes viven en medio de un perfeccionismo no saludable tienden al fracaso. Parece una contradicción, por el esfuerzo que las personas suelen determinar en este tipo de acciones para alcanzar metas. Pero, es más probable que fallen en el intento a que alcancen las metas logradas y la excelencia.

Lo principal para llegar al fracaso es que las personas que tienen este tipo de perfeccionismo le temen al fracaso. Al temer a caer en fallas pueden autosabotearse de manera constante e inconsciente.

perfeccionismo_1

La causa principal es que, en la búsqueda del perfeccionismo, se cruzan constantemente pensamientos de temores. Hay una espera inconsciente de que lo malo que puede ocurrir ocurrirá para impedir que se logren las metas. Esto los induce a fallar para cumplir las creencias sobre lo malo que pueda suceder.

Hay una extrema preocupación por los resultados. Esta actitud puede resultar paralizante. También retrasa de manera considerable la consecución de metas. Las personas suelen postergar sus deberes, esperando un tiempo exacto o que consideren prudente. Procastinar de esta forma les llenara de tareas excesivas que los agotará.

Perfeccionismo y trabajo en equipo

Las personas que tienen perfeccionismo negativo no pueden trabajar en equipo. Se les dificulta delegar tareas a otros porque piensan que no son las personas ideales para desempeñar las tareas que pueden ayudar a alcanzar el éxito.

Tampoco permiten que los demás aporten o tengan iniciativas. Les cuesta validar el trabajo de sus compañeros. Someten a las personas del equipo a los estándares de perfección propios. Esto resquebraja totalmente las relaciones interpersonales con el entorno.

Relacionado: ¿Qué son las estrellas Michelin?

De modo que el perfeccionismo enfocado de esta forma no solo afecta a la persona que lo ejerce, sino a los demás. Las consecuencias van desde incomodidades hasta rechazo hacia este tipo de personas que pueden minar el autoestima de los demás.

El perfeccionismo enfocado de manera negativa destruye las emociones y las relaciones con el resto.