Saltar al contenido

¿El Niágara es uno de los ríos más cortos del planeta?

Sí, porque apenas mide unos 40 kilómetros. El río Niágara en su longitud conforma las cataratas del Niágara y comunica en dirección norte, donde nace, el lago Erie con el lago Ontario, donde desemboca, ambos en la zona de los ‘Grandes Lagos’ de América del Norte.  El río hace de línea divisoria en la frontera entre Canadá y Estados Unidos.

“El agua atronadora” 

A pesar de su breve recorrido, el río Niágara debe recorrer un desnivel de 107 metros y lo logra por medio de una gran inclinación que se profundiza en parte por un salto de agua de proporciones gigantescas: las cataratas del Niágara.

La catarata del lado americano mide 300 metros de ancho y 61 de profundidad.

La canadiense, por el contrario, tiene una anchura tres veces mayor y un desnivel de 63,6 metros.

Cada minuto se vierten unos 425.000 metros cúbicos de agua.

Río_niágara_cataratas
Se estima que, en los últimos 12.000 años, las cataratas del río Niágara se han desplazado unos once kilómetros desde su posición inicial.

Los iroqueses, nativos originales de la región de los Grandes Lagos, en el sur de Ontario, la provincia de Canadá  y del noreste de los Estados Unidos, llamaban a este grandioso espectáculo de la naturaleza onyakara, (“el agua atronadora“).

Los blancos oyeron por primera vez de estas cataratas por boca de los indios.

Para los nativos, los espíritus del agua tenían derecho a dos vidas humanas cada año.

En 1657 se mencionó esta maravilla de la naturaleza en un mapa francés.

Veinte años más tarde llegaron hasta las cataratas exploradores europeos: wl viajero francés La Salle y su acompañante belga Louis Hennepin, un monje franciscano.

En los primeros informes ambos cosas extraordinarias.

Por ejemplo, uno escribió que el agua se lanzaba a un precipicio de 200 metros de profundidad.

Y otro afirmaba que el estruendo de las cataratas se podía oír a muchas millas de distancia.

Las cataratas del Niágara como fuente de energía

Posteriormente, los ingenieros consideraron que era un despilfarro dejar caer las tronantes aguas hacia una profundidad de 60 metros sin aprovecharse.

En los últimos años del siglo XIX se hizo un primer intento de dominar una parte de estas energías.

Relacionado: ¿Qué es el Tapón de Darién?

Actualmente, las cataratas se proyectan como la mayor potencia hidroeléctrica en el mundo occidental.

En la orilla norteamericana se construyó, unos 4 kilómetros por encima de los saltos, un canal subterráneo.

Este lleva el agua hasta la central situada a 6 kilómetros por debajo de las cataratas.

Aunque el agua se ha de tomar del río sobre todo por la noche y durante los meses de invierno, la producción de energía causa notables oscilaciones en el nivel del agua del río Niágara.

Formación de las cataratas del Niágara

Se cree que hubo una gran glaciación en el norte de América y los Grandes Lagos permanecieron como residuos del mar interior glaciar.

Una elevación del terreno separaba el Lago Ontario, situado a menos altura de los otros lagos, que ahora habían quedado sin desagüe.

Río_niágara_cataratas_2
El río Niágara se divide en dos antes de precipitarse al nivel inferior.

Del lago Erie surgió, a causa de la presión del agua, una especie de lengua hacia el lago Ontario.

Estas masas de agua excavaron en el transcurso de los milenios un paso a través de las tierras pizarrosas y calcáreas de la elevación del terreno.

Aunque el salto se hallaba originalmente en las inmediaciones cercanas al lago Ontario, fue retrocediendo a causa de la erosión.

Relacionado: ¿Qué es el Tapón de Darién?

Así dejó tras sí un canal por el que las aguas fluían hacia el Ontario.

Se estima que, en los últimos 12.000 años, las cataratas se han desplazado unos once kilómetros desde su posición inicial.

Las masas de agua corroen ininterrumpidamente el borde del abismo, que por ello retrocede aproximadamente un metro cada año.

En algunas decenas de miles de años, las cataratas habrán alcanzado el lago Erie.