Saltar al contenido

¿El narcisismo es una enfermedad mental?

Sí. El narcisismo es una enfermedad mental. Es conocido en psicología como un trastorno en el cual hay una serie de características disfuncionales. Es decir, que más allá del amor propio y autoestima, un narcisista evalúa de forma exorbitante sus cualidades físicas y emocionales. Muentran poca empatía de hacia los demás, pero necesitan admiración constante.

Trastorno del narcisismo

Más allá del amor propio que cada persona debe tener, existe un límite que puede resultar en una enfermedad mental. Ese límite que traspasa la  autoestima es el trastorno del narcisismo.

Tener una idea desproporcionadamente positiva sobre sí mismos es un claro síntoma de esta enfermedad. Sobrevalorarse y elevar los éxitos y las características propias, no forman parte de los rasgos de una personalidad equilibrada y saludable.

narcisismo_1

Una persona con narcisismo creerá que todo lo que hace o piensa es exitoso e importante. También tiene constantes fantasías sobre sus alcances en el amor, en el trabajo o en la percepción propia de su aspecto físico.

Por ende, son personas muy pretenciosas. El que padece narcisismo cree que es un ser especial, que no es entendido sino por seres superiores como él. Solo se relaciona con personas que cree que tienen el mismo estatus.

Pero, al mismo tiempo necesita desesperadamente tener admiración de todo su entorno. Requiere de alabanzas y cumplidos para poder mantener su ego en alto y sentirse querido y valorado.

Relacionado: ¿Dónde surgió el mito de los vampiros?

El narcisista espera que todo gire a su alrededor. Por lo tanto, esperará también recibir favores o gestiones solo porque cree merecerlo.

Maltratará a las personas a su alrededor. Cuando hay narcisismo hay relaciones interpersonales abusivas. Intentará sacar provecho y obtener ventaja de las personas que crea conveniente. No tendrá herramientas para establecer empatía y comprender al otro.

El mito del narcisismo

Mucho antes de que los psicólogos dieran con esta patología, los griegos supieron identificar este trastorno.

El mito del narcisismo inicia con la historia de Narciso. Se trataba de un hombre, joven, que rechazaba a todas las mujeres que se enamoraban de él.

Como represalia, los dioses le condenaron a admirar su imagen reflejada en un rio. Él no podía dejar de admirarse hasta que enamoró de sí mismo.  Se enamoró profundamente de su imagen, tanto, que se lanzó al río y se ahogó.

narcisismo_2

En su lugar emergió la flor que lleva su nombre.

Tras esta historia de la mitología, los griegos tratan de explicar el tipo de trastorno de alguien enamorado de sí mismo. También, quienes incapaz de enamorarse de otros porque ve su imagen por encima de todo.

El narcisismo, visto desde el punto de vista de los antiguos griegos era un trastorno que llenaba a las personas a desenlaces fatales. Eso era justamente lo que querían explicar. Que un amor desproporcionado por uno mismo no podría llevar sino a una tragedia.

El día a día en el narcisismo

Una persona con narcisismo puede resultar excéntrica para muchos y su comportamiento ser divertido en algunas ocasiones. Pero lidiar a diario con personas con este comportamiento no es sencillo, puede ser agotador.

A alguien narcisista se le dificultará realizar cosas sencillas como ir en transporte público. También acudir a sitios de libre acceso para las personas, como hospitales o supermercados.

Relacionado: ¿Es difícil superar la viudez?

Siempre creerá que debe recibir un trato especial o tener privilegios por el simple hecho de creerse especial.

Cuando hablan, el hilo de su discurso puede chocar con la personalidad de otros. Porque hablará de sí mismo solo para alabarse y enaltecerse con respecto al resto. Creerá que las personas deben escuchar todo lo que dicen y darle importancia. Este tipo de actitudes son irritantes.