Saltar al contenido

¿El mamut se extinguió tras padecer una enfermedad?

Sí. Científicos aseguran que una de las causas de la extinción del mamut fue  sufrir una enfermedad que les impedía la absorción de minerales en los huesos. Esta es una de las especies de dinosaurios que vivió en la tierra hace unos 4.800 millones de años y de la cual se conocen, hasta el momento, unas catorce especies.

Enfermedad del mamut

La desaparición del Mamut está ligada a una enfermedad que se define como un problema metabólico. Se trata de una distrofia ósea, un padecimiento que impide la absorción de minerales en los huesos.

La causa fue descubierta por paleontólogos rusos. Ellos indicaron que los huesos y cartílagos de estos animales resultaron severamente afectados. Al impedir que absorbieran minerales y el calcio necesario, los huesos se les fueron quebrando.

El mamut vivía en zonas de muy bajas temperaturas

Esto les ocasionó un sinfín de fracturas y luxaciones que les impedían andar, comer y reproducirse. Desde allí comenzó su etapa de desaparición.

No obstante, existen muchas teorías que afirmaban las causas de esta extinción. Y, entre ellas, nombraban la acción del hombre en detrimento del mamut.

Catalogaban al hombre como uno de los responsables de la desaparición de esta especie. Y señalaban a la caza de esta especie como la razón principal.

Relacionado: ¿Los hisopos pueden romper los tímpanos?

También indicaban que el crecimiento de la población humana había afectado el desarrollo y perpetuación de esta especie.

Otra de las causas que analizaban científicos es la poca disponibilidad de alimentos que existía para el mamut.

Falta de comida para el mamut

La falta de alimentos supone una de las principales razones para la desaparición de este dinosaurio. O, al menos, eso se creía.

Hubo una fase fría en la última Edad de Hielo, hace unos 21 mil años, que ayudó a mermar la cantidad de alimentos para el mamut. Fue disminuyendo la capacidad de generarse pasto en las praderas y estos animales también fueron perdiendo espacios para poder sostenerse en pie.

Según esta teoría, fue el cambio climático el causante de la merma en alimentación.

mamut_1
El mamut mutó hasta hacerse inofensivo

La reducción de vegetación disponible para alimentarse, ocasionaría no solo que se extinguiera él sino otros dinosaurios de gran tamaño.

Antes de la era post glacial había poca concentración de dióxido de carbono. Esto impedía el crecimiento abundante de árboles. Por ello los pastos y praderas eran más frecuentes.

 

El crecimiento de los árboles, que surgió entre la última etapa de la Era del Hielo y la edad pos glacial, sustituyó a las praderas que existían en zonas donde se albergaban la mayor cantidad de mamut.

Fueron los árboles los que desplazaron los sitios donde crecía pasto, que era el alimento principal de estos dinosaurios.

Mamut, el gran mastodonte

El mamut habitó en el planea hace 4.800 millones de años y vivió por un promedio de mil años hasta su extinción. No fue una especie única, se conocieron alrededor de trece tipos.

Hace 3.700 años vivió la última especie de mamut en el planeta. Ellos, con los cambios en su alimentación y en su entorno, y las dificultades para alimentarse, también sufrieron mutaciones genéticas.

Relacionado: ¿Qué son los premios Pulitzer?

Ellos, de esta forma, lograron sobrevivir, pero en zonas aisladas. Una de ellas fue cerca de Siberia, en Rusia.

Esas mutaciones convirtieron al mamut en una especie que resultase inofensiva para el ser humano. Fue una forma de adaptación a los cambios climáticos.

Pero, este tipo de mamut no pudo avanzar al no poder aparearse con otras especies similares y seguir evolucionando con sus nuevos cambios. De modo que perecieron.

Ellos vivieron durante el pleistoceno, en la cual el 30 por ciento del planeta pertenecía a la era glacial y estaba cubierta de nieve o hielo.