Saltar al contenido

¿El Feng Shui funciona?

Quienes practican el Feng Shui afirman que funciona gracias a la existencia de una energía positiva, que incrementa la prosperidad con la activación de campos energéticos a través de la disposición de objetos en los espacios. Se trata de tener armonía en el hábitat y que eso se refleje en el estilo de vida, según las creencias de origen chino.

Feng shui más que decoración

Quienes practican Feng shui desestiman que se trate de solo un método de decoración de los hogares.

Más bien indican que es una filosofía oriental que se centra en la disposición de objetos y ocupación armónica de los espacios.

Esto, según las creencias asiáticas, influye de manera positiva.

Feng_Shui
En la actualidad, esta filosofía fue prohibida en China y, en Asia, sus centros de difusión están en otros países diferentes al de su origen.

Afirman que incrementa las buenas energías y con ello la prosperidad y la felicidad.

En el Feng Shui consideran que existe un aliento vital, llamado chi.

Este se modifica a través de la colocación de objetos en los espacios donde habitamos.

Esta disciplina considera importante la orientación de los puntos cardinales y el clima o los cambios de temperatura.

Quienes lo practican aseveran que influye en el equilibrio de la energía que nos rodea, a través de métodos sencillos.

Destacan que se basa en la ley de acción y reacción.

Con esto se atrae la prosperidad económica, entre otros beneficios.

¿Hay beneficios con el Feng Shui?

Inicialmente, la disciplina o filosofía del Feng Shui estudiaba la colocación de elementos en la naturaleza, como árboles y montañas.

Así como los cambios en la naturaleza, clima, e incluso la astrología y astronomía.

En la actualidad se basa en la disposición de los espacios, tanto en casa como en el lugar de trabajo.

Relacionado: ¿Qué tipo de pez es el Koi y de dónde proviene?

Aseguran que esto es beneficioso.

Y que estos beneficios o respuesta positiva son por la existencia de un aliento vital, conocido como Chi.

Esto cambia de acuerdo a la disposición de objetos en el espacio, los puntos cardinales y los cambios climatológicos.

Con las técnicas del Feng Shui, quienes lo aplican aseguran que se incrementa la armonía en el hogar y que se activan oportunidades.

En el espacio laboral, aplicar estas técnicas ayudaría a incrementar la energía y productividad.

¿Pseudociencia?

En el mundo occidental, los detractores del Feng Shui señalan que se trata de una psudociencia.

Para ellos, se basa en creencias o supersticiones chinas.

Que no existe nada relativo a la disposición de los espacios vitales para atraer energía positiva, oportunidades y armonía.

Fengshui_Compass
El Feng Shui considera importante la orientación de los puntos cardinales y el clima o los cambios de temperatura.

Sin embargo, en China esto era una filosofía tan importante que solo los emperadores tenían acceso a ello.

Apuntaban que este sistema filosófico era más que la disposición de objetos, sino la ocupación consciente del despacio y la influencia positiva que esto generaba.

El feng shui podría ser considerado como superstición porque se trata de “conocimientos misteriosos”, que son intangibles y con pocas probabilidades de ser científicamente probados.

En la actualidad, esta filosofía fue prohibida en China y, en Asia, sus centros de difusión están en otros países diferentes al de su origen.

Cómo colocar muebles

Para iniciarse en el Feng Shui no basta solo con colocar muebles de una forma u otra.

Quienes estudian esta filosofía hacen énfasis en el estudio de los espacios y las formas de la naturaleza.

Es decir, la ubicación de montañas, lagos, playas, ríos.

Relacionado: ¿El ginkgo biloba ayuda a combatir los efectos de la vejez?

También en la estructura de la vivienda y la colocación de puertas, ventanas, baños, dormitorios.

La doctrina indica que para generar armonía se deben usar colores relajantes y colocar simbología de los cinco elementos.

Estos son: agua, fuego, tierra, metal y madera.

También apuntan al uso de plantas como bambú para la decoración, así como privilegiar la luz natural.