Saltar al contenido

¿El ardor del cuero cabelludo es una enfermedad?

Sí. A esta enfermedad se le denomina Síndrome del ardor del Cuero Cabelludo o Disestesia. Se trata de una malformación que ocasiona una sensación de quemadura en la raíz del cabello. Lo padecen, principalmente las personas que sufren de alopecia. No hay curas específicas, aunque los médicos prueban tratamientos con antidepresivos.

Síntomas del síndrome del cuero cabelludo

Se trata de una patología poco usual. Catalogada dentro del espectro de enfermedades raras.

El síndrome del ardor del cuero cabelludo tiene una raíz neurológica, ya que se trata de una sustancia que afecta las células nerviosas.

cuerocabelludo_1
El sindrome genera ardor y dolor en el cuero cabelludo

Las consecuencias son dolorosas para quienes padecen este mal. Tienen que convivir con un ardor en el cuero cabelludo y la raíz del cabello.

Algunos pacientes lo asemejan a la sensación de estar expuestos a cantidades de ácido en la piel.

La sensación es similar a una quemada, además del dolor punzante y mucho dolor.

Las sensaciones se pueden extender a la boca y las piernas.

Estrés que quema el cuero cabelludo

Investigadores indicaron que ocurre cuando el paciente está sometido a situaciones de estrés intenso, tanto físico como psicológico.

Hay una enfermedad similar, que también ocurre en el cuero cabelludo, se llama Tricodinia. Pero, a diferencia de la disestesia, los síntomas molestos se intensifican al tocarse el cabello.

Relacionado: ¿El humo del incienso afecta la salud?

Las personas más vulnerables son las que padecen alopecia. De hecho, se estima que el 34 por ciento de las personas que padecen calvicie sufren de ardor en el cuero cabelludo.

Por eso, algunos investigadores en el intento por dar con las razones de fondo de esta enfermedad, señalan que puede haber rasgos psicológicos en la aparición de la patología.

Han planteado que los pacientes con este mal pueden somatizar la alopecia o decantar por las sensaciones de quema del cuero cabelludo sus emociones negativas.

Quienes se dedican a decodificar esta enfermedad apuntan que no hay síntomas físicos previos a la aparición de la enfermedad. Y que, en la mayoría de los casos, aparece bajo condiciones de estrés.

Psicología y cuero cabelludo

Quienes han logrado avanzar en las investigaciones afirman que se trata de una enfermedad psiquiátrica.

Y que los síntomas son originados por la diseminación de neuropéptidos en la piel, específicamente la denominada Sustancia P.

Esta sustancia se hace más presente a medida que ocurre la pérdida de cabello. Y ocasiona los síntomas de ardor y dolor en el cuero cabelludo.

cuerocabelludo_2

Los médicos relacionaron una gran cantidad de pacientes con patologías de índole psiquiátrica, que padecen el síndrome de ardor del cuero cabelludo.

Los padecimientos más frecuentes de estos pacientes son trastornos obsesivos compulsivos, depresión y ansiedad. Indican que también la pérdida de cabello les genera preocupación y es un agravante.

Algunos tratamientos

Al tratarse de una enfermedad poco conocida, hay pocos avances en materia de fármacos específicos para tratarla.

A falta de ello, los médicos aplican tratamientos con antidepresivos de tipo tricíclicos. Son medicamentos que se aplican especialmente para tratar trastornos relacionados con el estado de ánimo.

Cuando aplican estas medicinas, se reduce la cantidad de Sustancia P y esto ayuda a calmar la sensación de ardor y dolor.

Unos tratamientos menos invasivos se refieren a la aplicación de champús suaves o fabricados con ingredientes naturales.

Relacionado: ¿El ejercicio nos hace más vulnerables al estrés oxidativo?

También se ha aplicado analgésicos, esteroides y anestesia  para aminorar los malestares que ocasiona el síndrome del ardor del cuero cabelludo.

Un tratamiento a largo plazo tiene que ver con las patologías psiquiátricas relacionadas al síndrome. Es decir, abordar la depresión y la ansiedad.

También realizar ejercicios para disminuir los niveles de estrés que afectan a la persona y puede desencadenar en la producción de los neuropéptidos.