Saltar al contenido

¿Donde colocar un aire acondicionado?

Colocar el aire acondicionado en la ubicación correcta es fundamental para su buen funcionamiento. Se recomienda colocar este aparato en la estancia más habitada de la casa y en el centro de la pared más amplia.

¿Qué cuestiones se deben tener en cuenta para instalar un aire acondicionado?

Para instalar un aire acondicionado se deben tener en cuenta algunas cuestiones importantes:

  • La habitación en la que se va a colocar el aire acondicionado debe ser la habitación que más se utilice, es decir en la que se pase más tiempo. Por ejemplo, en un casa se debe colocar el aire acondicionado en la sala o el comedor.
  • El aire acondicionado nunca debe colocarse en un sitio donde el aire le de directamente a personas. Es decir, se deben evitar sitios donde las personas pasen mucho tiempo fijo, por ejemplo: el escritorio o la cama.
  • La ubicación del aire también depende de su potencia y la amplitud de la habitación.

¿Cuál es el mejor lugar para colocar un aire acondicionado?

Lo primero que se debe decidir es que habitación se va a colocar el aire acondicionado. Como ya hemos visto, la habitación recomendada es en la que los habitantes de la casa pasen más tiempo.

Cada habitación debe tener un aire acondicionado. Muchas personas se equivocan y creen que colocando el aire acondicionado en un pasillo podrán enfriar dos o más habitaciones. Esto no es así. El aire acondicionado en un pasillo es un error, solo se desperdicia su refrigeración. Ninguna habitación recibe el aire frio, requiere un tiempo de encendido mayor, consume más energía y la vida útil del aparato disminuye.

Si la habitación en la que se va a colocar el aire acondicionado es más larga que ancha, entonces el aparato debe colocarse sobre la pared más larga. En lo posible, este debe colocarse justo en el centro de la pared, de modo que pueda enfriar de manera pareja todo el espacio.

Una buena alternativa para las habitaciones amplias es colocar dos aire acondicionado pequeño, en lugar que uno de mayor potencia. De esta forma se logra que el enfriamiento sea más efectivo y en menos tiempo.