Saltar al contenido

¿Desde qué edad pueden los niños aprender a nadar?

Los bebes tienen una gran facilidad para aprender a nadar. Aun así los profesionales recomiendan que la mejor edad para que los niños puedan aprender a nadar es los 3 años de edad.

¿Los bebes pueden aprender a nadar?

Los bebes pueden adaptarse al agua fácilmente. Esto se debe a que durante el proceso de gestación, ellos se desarrollan en liquido amniótico. Durante 9 meses, esto es algo natural para ellos, así que cuando son bebes se puede aprovechar esto para enseñarles a nadar.

Existen piscinas especiales para los bebes. Durante los primeros meses de vida ellos se divertirán chapoteando en el agua. Por supuesto siempre se deben mantener medidas de seguridad para evitar que trague o aspire agua.

Ellos pueden flotar sobre el agua y se ven muy relajados, pero siempre necesitan de la ayuda de un adulto. Es importante sostener su cuerpo siempre para evitar ahogos.

Relacionado: ¿Es malo nadar después de comer?

Los movimientos de natación comienzan a ser aprendidos por los niños recién después del año de edad.

A pesar de esto, los niños recién pueden empezar a nadar correctamente desde los 3 años. Es en esa edad cuando ellos ya desarrollan la capacidad motora necesaria para coordinar los movimientos en el agua.

¿A qué edad es recomendable que un niño aprenda a nadar?

La edad recomendad para que los bebes empiecen a disfrutar de la natación son los 4 meses. Igualmente, en algunas escuelas de natación recién admiten niños de 6 meses de edad para más seguridad.

Recién a los 3 años de edad, los niños ya tienen la madurez suficiente para aprender a nadar correctamente.
Si comienzan a aprender natación en esa edad, a los 4 años ya serán capaces de sumergirse bajo el agua y trasladarse de un punto al otro.

Más Información: ¿Cuándo empieza a ver un recién nacido?

Aprender natación es fundamental para los niños que viven en casas donde hay una piscina. Ademas, la natación tienen muchos beneficios para la salud, a los niños especialmente les favorece en el crecimiento y desarrollo.