Saltar al contenido

¿Desde cuándo existe el maquillaje?

El maquillaje existe desde la prehistoria. Investigaciones indican que desde ese entonces hay evidencia del uso de pinturas a base de arcilla en el cuerpo para expresar emociones. Pero es desde la época del antiguo Egipto que se desarrollaron técnicas similares a las que se aplican en la actualidad. En la antigua Roma, las damas también eran aficionadas a la pintura en sus rostros.

Maquillaje en Egipto

Las técnicas de maquillaje que emplearon tanto las mujeres como faraones en el antiguo Egipto, son las que más similares a las modernas.

En aquella era la piel bronceada era sinónimo de belleza, por eso usaban constantes sustancias como protectores solares y bronceadores.

maquillaje_1
El maquillaje en el antiguo Egipto es el más similar al de la modernidad

También, el maquillaje donde enfatizan los ojos, con el uso de colores en los párpados y delineado con el que afianzan formas felinas, se impuso. Así como las cejas bien esculpidas y cabellos impecables.

Los materiales que utilizaban para colorear eran, en su mayoría, a base de plomo, les acarreaba enfermedades y ocasionaba que disminuyeran sus probabilidades de vivir más tiempo.

Las egipcias también usaban tinturas para colocar color en sus labios, sobre todo colores terracota y rojo. Esto lo lograban con una mezcla a base de óxido de hierro, que se aplicaban con una especie de pinceles.

Relacionado: ¿Qué es el arte corporal?

En ese sentido, las egipcias no vivían un lapso mayor de treinta y cinco años y parte de las enfermedades que sufrían era por el alto contenido de plomo con el que elaboraban las tinturas para la cara.

Pero, para las mujeres de esa época, el tener el rostro pintado era un símbolo de poder y de protección.

Maquillaje en la antigua Roma

Otras que enfatizaban en el uso del maquillaje como símbolo de poder eran las féminas de la Antigua Roma. Ellas acostumbraban a lucir un rostro blanqueado, también con productos a base de plomo.

A mayor palidez del rostro, las romanas podían demostrar que eran de la más alta alcurnia porque podían distinguir su piel de la de las esclavas o sirvientas que hacían labores bajo el sol.

Relacionado: ¿Qué son las siete maravillas del mundo antiguo?

El énfasis eran las mejillas enrojecidas y las cejas pobladas, pero demostrando la unión en el entrecejo. Algo que es impensable estéticamente en la modernidad.

Este efecto de tener cejas pobladas lo lograban utilizando hollín para maquillar la parte superior de la cara. Solían pintar sus párpados, pero ellas usaban sustancias minerales.

El maquillaje minimizado en el medioevo

Las costumbres medievales satanizaban el uso de maquillaje para las damas, pues las ponía a nivel de prostitutas.

Tan es así que para esa época era juzgado como un exceso y muy mal visto socialmente, por ello las damas no usaban sustancias para pintarse el rostro.

maquillaje_2

El adorno más significativo era el cabello, que lo usaban extremadamente largo; así como el uso de bálsamos y ungüentos.

Pero esto cambió en la época del renacimiento, donde el maquillaje cobró un rol fundamental para la mujer.

Los rostros excesivamente pálidos, con mejillas muy enrojecidas, labios pintados en forma de corazón y cejas minimizadas eran la moda.

Pero las sustancias que se aplicaban eran distintas a las que se usaban en la Edad Antigua. Privilegiaban la harina de arroz como polvo facial y aplicaban colorantes naturales en tonos azules o verdes en los párpados.

Siglo XIX y el minimalismo del maquillaje

En el siglo diecinueve las mujeres preferían no usar tanto maquillaje y estilaban lucir aspectos de enfermas. Se maquillaban ojeras y aplicaban tonos azules claros y las mejillas eran muy claras.

Pero el siglo veintiuno significó un cambio.

Hubo mayor sofisticación en las técnicas y se industrializó la fabricación de los productos de belleza. Hubo cambios en los materiales, más saludables.