Saltar al contenido

¿De qué está hecha la droga heroína?

La heroína es una droga opioide con propiedades analgésicas, derivada de la morfina. Proviene de resina de la planta de Amapola. También se le conoce como potro, jaco, caballo, dama blanca o reina. Según su pureza puede ser de color blanca o marrón.

Composición

La amapola es una planta angioesperma del género Papaver. Se distribuye por Europa, Asia y Norteamérica. De sus cápsulas se extrae el opio, usado desde la antigüedad por diversas culturas como analgésico y medicina.

El opio en bruto se pulveriza, se consuma en cloroformo, se diluye en agua o alcohol, y luego se precipita en amoniaco para liberar la morfina. Su aspecto es de un polvo cristalino.

La morfina es una sustancia que, en ambientes controlados, se receta como analgésico, y trastornos asociados a la respiración. Al sintetizarla mediante acetilación se obtiene la heroína.

La heroína originalmente se conoce como diamorfina.

Tipos de Heroína

  • Marrón: es la base diaformina en su primera etapa de purificación. Se quema a menor temperatura y es más fácil de fumar.
  • Blanca: clorhidrato de diamorfina. Es la más refinada, con mayor pureza. De acuerdo a los componentes para su extracción, puede ser beige, rosa o casi blanca.
  • Negra: del color del alquitrán. Es pegajosa, resulta de la acetilación incompleta de la morfina. Tiene poco porcentaje de heroína pero es la más fácil y barata de producir.

Heroína de Bayern

Charles Romley Alder Wright fue quien sustrajo la sustancia por primera vez, y en 1895, 23 años después, se comienza a distribuir por la farmaceútica Bayern.

El nombre heroína proviene del alemán herosich, vocablo empleado por sus fascinantes efectos en el alivio de la tos. Su comercialización estuvo dirigida a ser un supresor de la tos, sustituyendo a la morfina.

heroína-tos
La heroína como expectorante contra la tos, recetado en niños

En un principio se pensaba que no creaba adicción. Años después se descubre que es más adictiva que la propia morfina, por lo cual en 1913 Bayern suspende su producción.

A pesar de las distintas restricciones: Tratado de Versalles (1919), Congreso de Estados Unidos (1924), y la prohibición del Comité de Salud de la Sociedad de Naciones (1925), la heroína continuó disponible, incluso en farmacias, hasta la década de los 70’.

Para 1971, esta sustancia queda ilegalizada en todo el mundo.

Consumo

La heroína es mayormente inyectada vía intravenosa, disuelta con agua y hervida. Existen otros métodos de consumo tales como:

  • Mascada, se disuelve con otros componentes.
  • Inhalación directa (esnifar).
  • Fumada con otros rellenos o directamente en papel aluminio.
  • Ingesta oral.
  • Mediante una incisión en la piel, frotando la sustancia.
  • En supositorios vaginales o anales.

¿Por qué es tan peligrosa?

Se considera que la heroína es la droga más peligrosa entre todas. Una vez en el organismo, se convierte en morfina y se adhiere a los receptores opioides en los neurotransmisores del sistema nervioso.

alucinaciones
Alucinaciones y ansiedad como efectos secundarios

Los primeros efectos comprenden una sensación de intensidad (rush), acompañado de acaloramiento, sequedad en la boca, y pesadez.

Entre otros efectos:

  •  Dificultad respiratoria.
  • Apatía.
  • Contracción anormal de la pupila.
    Somnolencia.
  • Disminución de la actividad motriz.
  • Aumento del funcionamiento de los esfínteres.
  • Vómitos.
  • Bronco-espasmos.
  • Alteración del tracto intestinal, produciendo estreñimiento.
  • Baja de la temperatura corporal.
  • Psicosis y estados epilépticos.

El consumo frecuente de heroína conlleva a riesgo de sobredosis. Por lo general, los consumidores no están conscientes de la peligrosidad de esta droga. Su tolerancia los lleva a ingresar al organismo dosis más altas.

Más Información: ¿Cuáles son las consecuencias de las drogas?

De igual modo, la dificultad para verificar los grados de pureza constituyen otro riesgo para la salud. Su consumo vía intravenosa también representa un peligro, por posibles infecciones VIH o hepatitis.

Perfil del consumidor

Además de todos los efectos mencionados, se ha observado en el consumidor frecuente de heroína (heroinómano) rasgos o comportamientos ajenos a su personalidad inicial.

En primera instancia, exhibe una conducta autodestructiva. El afán por consumir puede acarrear acciones peligrosas contra su integridad física, moral, y personal.

adicto-heroína
Adicción a las drogas

Por otro lado, se ha demostrado que la adicción genera síntomas depresivos. El heroinómano combate dichos síntomas mediante el consumo, creando un bucle difícil de superar.

Como todas las drogas, la heroína es ilegal, por tanto, sus precios son elevados. El consumidor recurre a actitudes delictiva (robo, secuestro, o asesinato) a fines de obtener los recursos económicos para la heroína.

Abstinencia

Entre todas las drogas, se conoce que el síndrome de abstinencia por heroína es uno de los más fuertes.

Relacionado: ¿Cómo se produce la desintoxicación del organismo?

El cuadro de síntomas abarca desde el primer momento de consumo hasta 24 horas después:

  • Moqueo.
  • Lagrimeo.
  • Congestión nasal.
  • Calambres.
  • Dolores musculares.
  • Malestar general.
  • Ansiedad.
  • Diarrea y vómitos.

Mientras el adicto pase mayor tiempo sin consumir, los síntomas pueden incluir convulsiones y alucinaciones.