Saltar al contenido

¿Cuánto tiempo tienen que estar los cachorros con su madre?

Los cachorros deben estar junto a su madre las primeras 7-8 semanas de su vida por dos cuestiones importantes: la lactancia y la socialización. Si los cachorros son separados antes, pueden sufrir consecuencias físicas y psicológicas.

¿Por qué un cachorro debe pasar sus primeras semanas junto a su madre?

Desde que el cachorro nace, hasta la semana numero 7, su desarrollo y bienestar se basaran en la alimentación provista por su madre. Es decir, por medio de la leche materna, el cachorro obtendrá todos los nutrientes que necesita para crecer con un sistema inmunológico fuerte, lo que le permitirá estar firme ante las enfermedades a lo largo de su vida.

Ademas, en estas primeras semanas, es también cuando el cachorro comienza a aprender como comportarse y socializar con otros animales. La madre, ademas de alimentarlo y cuidarlo, también lo educa.

¿Cuándo un cachorro se puede separar de su madre?

Un cachorro necesita de la alimentación y educación de su madre durante las primeras 6 semanas de vida, como mínimo.
Recién en esa semana, el cachorro estará comenzando el destete, un proceso que dura entre 10 y 15 días aproximadamente.
Lo ideal es esperar que un cachorro sea destetado para que recién sea separado de su madre.

Relacionado: ¿Cómo se puede saber la edad de un perro?

A partir de la octava semana, y no de un momento a otro, se puede ir alimentando al cachorro con comida blanda y húmeda para que abandone de todo la lactancia.
Cuando el cachorro ya aprenda a comer, recién puede ser separado de su madre.

Más Información: ¿Por qué los perros pequeños tienen mal caracter?

Por el bien de la perra, los cachorros deben ir siendo sacados de lado uno a uno, no todos juntos y al mismo tiempo. Ella puede sufrir depresión y tener complicaciones con la leche que produce.

¿Es necesario separar al cachorro del lado de su madre?

Si, así como no es bueno sacar los cachorros del lado de su madre antes de tiempo, tampoco es correcto que permanezcan allí después del tiempo ideal.

Después de los 4 meses de vida, los cachorros ya generan un apego fuerte a su madre, no sabría como relacionarse con otros perros, ni interactuar con el entorno. Es normal que se vuelva un perro anti social, temeroso y agresivo.