Saltar al contenido

¿Cuándo inventaron el sándwich?

El sándwich fue inventado en 1762, en Inglaterra. Su creador fue un aristócrata, Jhon Morgan, quinto conde Sandwich, quien le colocó su título nobiliario al platillo que acababa de inventar. En el mundo hay distintas formas de preparar este platillo, que algunas veces sirve de bocadillo y otras de plato principal.

El nacimiento del sándwich

Un día de 1762, el aristócrata Jhon Morgan llevaba todo un día sentado en una mesa de juegos de azar con varias amistades. Ante el hambre, llamó a su mayordomo y le pidió algo de comer.

Esa solicitud al mayordomo tenía que ser una comida rápida, que le calmara el hambre y que no lo distrajera de su actividad lúdica.

sandwich_2

No quería ir a la mesa y ocupar sus manos con cubiertos, porque eso sería perder tiempo para el juego. Por ello le solicitó colocar unos trozos de carnes frías y algunos vegetales dentro de un pan.

Así nació el clásico sándwich inglés. La receta causó sensación en quienes estaban presentes durante la jornada de juego en casa de Morgan. Le preguntaron que de dónde había salido esa invención.

Él respondió que era de su autoría intelectual y que el platillo que degustaron se llamaba sándwich, como su título nobiliario.

Relacionado: ¿Cómo las especias se volvieron vitales para la economía?

Desde allí el pan con cárnicos y vegetales se popularizó en el país y, posteriormente, se expandió por el resto del mundo.

Sándwich y gastronomía

El sándwich también es conocido como emparedado y su forma de preparación ha variado en el mundo. Ha evolucionado desde su creación en Inglaterra y se inserta dentro del tipo de gastronomía conocida como comida rápida.

La palabra sándwich fue aceptada por la Real Academia Española (RAE) en 1927. Esto debido a su popularidad y aceptación en el mundo como un platillo recurrente en casas de familia, restaurantes y merenderos.

Relacionado: ¿Cómo afecta el frío a los seres humanos?

La facilidad de su preparación y la capacidad de amoldarse a las circunstancias hicieron ello. Pues puede ingerirse como plato principal en desayunos, almuerzos, cenas o tentempiés.

Usualmente, el emparedado consta de dos panes blandos moldeados (cuadrados), rellenos de vegetales, salsas, carnes o fiambrería. Depende del tipo varían los ingredientes.

Sándwich y países

En algunos países se hace la diferencia entre un bocadillo o emparedado, dependiendo del tipo de pan. En sándwich es básicamente con pan cuadrado y aunque sea similar, por ejemplo, en México al ser preparado con otro pan se le conoce como torta.

Otros países que tienen esas diferencias gastronómicas con este platillo son Uruguay y España, en los que se diferencia si utilizan pan francés, pan de miga o pan cuadrado.

Los añadidos que se anexaron con el tiempo provinieron también de la evolución de la cocina en cuanto al uso de especies y salsas. Por ejemplo, actualmente es común colocarles salsas de tomate y mayonesa como base. En países como Estados Unidos untarle mermeladas o mantequilla de maní. Allí el sándwich empezó a formar parte del menú habitual en el año 1840.

sandwich_1

En Latinoamérica se prepara casi de manera similar en los países de la región. Se colocan algunos vegetales sobre todo lechuga y tomate. Se añaden salsas y se rellenan con jamón y queso.

En algunas ocasiones y dependiendo del tipo, se coloca huevo frito, tocineta y salsas a base de mayonesa pero con otros vegetales incluidos, como la alemana tártara. Se acompañan con papas a la francesa y esto constituye un menú de almuerzos o cenas.

Pero, siempre dependiendo del primer modelo inglés. En Inglaterra, fiel a su tradición y como país donde se inició su consumo, es un plato diario. En ese país los consumidores pueden invertir hasta siete millones de dólares en general, solo para comprarlo.